Gobierno propone subir el salario mínimo en $10 mil

Por

 

 

Un incremento de $10 mil. Ese es el reajuste que el Gobierno anunció para el salario mínimo, que actualmente se ubica en $250 mil.

 

El incremento de 4% es superior al que se había mencionado con anterioridad, del que recomendaban algunos economistas, pero más cercano a la inflación registrada en los últimos 12 meses (4,2%).

 

En tanto, para los trabajadores mayores de 65 años y menores de 18, se propuso una cifra de $194 mil, subiéndolo desde los $186.631 actuales.

 

La propuesta del Ejecutivo está por debajo de lo pretendido por la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) que aspiraba a una subida de $40 mil en 18 meses.

 

Al respecto, el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés aseguró que dicha petición estaba “muy por encima de lo posible”, añadiendo que lo que se busca es “cautelar la empleabilidad de la gente también” además   de “considerar las condiciones económicas que tenemos”.

 

Tras el anuncio, el secretario de Estado aseguró que espera contar con los votos para aprobar este proyecto, que también contempla un reajuste la asignación familiar, maternal y subsidio familiar.

 

De aprobarse pronto la iniciativa, este nuevo ingreso mínimo de $260 mil para personas entre 18 y 65 años (unas 180.000 personas) comienza a regir a partir de este 1 de julio.

 

 

Economista: “el alza propuesta por la CUT habría tenido un impacto no menor en el desempleo”

 

“Me parece adecuado”, asegura Carolina Grünwald, investigadora del Centro de Estudios en Economía y Negocios de la Universidad del Desarrollo (UDD) respecto del reajuste propuesto por el Gobierno.

 

Según explica la economista, este incremento del 4% es en realidad del 1% si se toma en cuenta la expectativa de inflación que se sitúa en el 3%, “cifra, que está bastante por debajo de lo pedido por los trabajadores”, apunta.

 

Para Grünwald no cabe duda que entre los factores como el costo de la vida y las expectativas en la productividad, el Ministerio de Hacienda consideró que impacto en el empleo para llegar a esta cifra. “Un alza en el salario mínimo impacta en el empleo, siempre”, subraya.

 

En esa línea sostiene que la propuesta de la CUT “habría tenido un impacto no menor en el desempleo”, ya que apunta a que un ingreso mínimo más alto “aumenta mucho los costos de producción”.

 

Finalmente, la académica de la UDD estima prudente que esta discusión se haga año a año, debido a que permite “monitorear de cerca el impacto y además para que el alza del mismo esté acorde con la evolución económica y las expectativas del país”.

 

 

 

DP/PCP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo