Valdés reconoce que reajuste inicial al sueldo mínimo no tenía los votos necesarios

Por

 

Aton Chile

 

El ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, admitió que el proyecto de reajuste del salario mínimo que propuso el Gobierno no tenía los votos necesarios, por lo cual el Ejecutivo lo subió a $276.000 en 18 meses.

 

Dijo que el Gobierno acogió una propuesta presentada por parlamentarios de la Nueva Mayoría integrantes de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, donde se discute la iniciativa.

 

El nuevo texto será ingresado este miércoles en la sesión de mañana, tras lo cual la iniciativa debería votarse en la Sala de dicha corporación.

 

Valdés participó en la sesión de hoy junto a los ministros de la Segpres, Nicolás Eyzaguirre, y del Trabajo, Ximena Rincón, quienes señalaron que este mayor esfuerzo del Ejecutivo busca generar el respaldo necesario para que el proyecto sea aprobado.

 

Al respecto, el ministro Valdés precisó que el reajuste se concretará mediante “cuatro escalones en cuatro momentos del tiempo, que parten con aumento de $7.500, a los seis meses $6.500 y con los dos semestres finales en $6.000”.

 

Dijo que ello implica un aumento superior a 10% en un plazo de dos años, cuando deba negociarse nuevamente el reajuste a mediados de 2018.

 

Indicó que al no conseguir acuerdo con la CUT, “tenemos que ponernos de acuerdo y estamos abiertos a alternativas que sean coherentes con una estructura económica que nos deje tranquilos. Nos encantaría hacer un reajuste mayor, pero las condiciones económicas nos ponen restricciones. Es lo que el gobierno puede hacer”.

 

Agregó que “es necesario ser bien prácticos: el proyecto que trajimos en la mañana no tenía los votos para ser aprobado y eso requiere, por lo tanto, de una conversación con el Congreso de ir a buscar un acuerdo”.

 

El ministro precisó que el hecho que sea un aumento escalonado permite dos cosas: “primero, llegar a un monto final más alto y por lo tanto, en el próximo reajuste vamos a estar partiendo de un nivel de salario mínimo distinto, más alto“.

 

“Segundo, esto permite además reajustes semestrales para los trabajadores del salario mínimo. Es cierto que si las condiciones fueran distintas podríamos adelantar incluso más. Sería mucho más fácil ser populista, pero la responsabilidad que tenemos con el país nos hace ser cautos”, añadió.

 

Sobre las críticas respecto a que la negociación a dos años responde a una estrategia electoral, comentó que “esto le da seguridad a los trabajadores de cuánto va a ir aumentando el ingreso mínimo cada seis meses”.

 

Consultado sobre un incidente con un diputado en el marco del debate, el ministro admitió que hubo “una discusión, nos pedimos disculpas mutuamente, porque creo que fue un incidente que no pasa (más allá). Todos tenemos derecho a enojarnos a veces y como decía mi abuela, doble trabajo enojarse y desenojarse”.

 

En la sesión, el ministro indicó que, según cifras del seguro de cesantía, el salario mínimo lo reciben en torno a 183 mil trabajadores, de los cuales alrededor de 140 mil se desempeñan en micro y pequeñas empresas.

 

Finalizó señalando que otros grupos que se ven beneficiados por esta iniciativa son 840 mil personas que reciben subsidio familiar y 390 mil que reciben asignación familiar.

 

 

 

DP/PCP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo