¿Son adecuadas las condiciones de crédito para los adultos mayores?

Por

 

El último informe de morosidad de la Universidad San Sebastián y Equifax alertó que 159.908 personas de 70 años y más están morosas, es decir que tienen una deuda impaga, dando cuenta de un aumento del 17%, respecto del estudio anterior.

 

Debido a que este tramo de la población no tiene altos ingresos, no pueden acceder a un crédito en instituciones como los bancos, por lo que la única alternativa que les queda es pedir dinero prestado en las cajas de compensación.

 

A través de estas instituciones los adultos mayores obtienen el préstamo, el que luego van devolviendo, pagando en cuotas que son descontadas por planilla directamente desde su pensión.

 

Hace algunos días, el Sernac con la Organización de Consumidores y Usuarios de Chile (Odecu) apelaron a un fallo frentr a una demanda presentada contra una de estas entidades sin fines de lucro por supuestamente engañar a ancianos, generándoles créditos con una gran cantidad de cuotas a pagar.

 

¿Los adultos mayores debiesen acceder a créditos? A juicio de Mario Espinosa, abogado de Defensa Deudores, “no, y de serlo es una solución perversa, ya que pedir el préstamo o crédito en la caja implica un descuento mes a mes que significa menos ingresos, y mi gasto fijo mensual es el mismo o, incluso, mayor”.

 

Según una circular de la Superintendencia de Seguridad Social, el plazo máximo de los créditos que se le otrigan a los pensionados no puede exceder los 60 meses y el porcentaje de descuento no puede ser más del 15% de la pensión del pensionado. 

 

A juicio de Espinosa, dichas restricciones no son suficientes. “Creemos, derechamente, que se debe restringir el acceso al crédito de los pensionados, estableciendo rangos donde no sea posible otorgar créditos, y otros en que sí, pero muy regulados, por ejemplo, en lo que se refiere a la tasa de interés”, sostiene.

 

Asimismo, a su juicio no es entendible que las cajas de compensación cobren una tasa de interés superior a la de un banco “porque para ellas prácticamente no existe riesgo de morosidad, ya que ellas se pagan por el descuento mensual” y además considera “excesivo que se permita un endeudamiento hasta ocho veces el monto de la pensión”.

 

 

Bajas pensiones

 

Actualmente en Chile, la pensión promedio es de alrededor de $188 mil, situación que para el abogado de Defensa Deudores es la gran causa de esta morosidad entre los ancianos.

 

“Un alto porcentaje de nuestros adultos mayores reciben pensiones básicas solidarias que son inferiores a los $90 mil y con estos montos no alcanzan a cubrir sus necesidades básicas; es más, un adulto mayor que sufre una enfermedad broncopulmonar, que es hospitalizado, que necesita remedios y que, además, tiene una enfermedad previa como diabetes o hipertensión, ni con los $190 mil, que en promedio es la jubilación en Chile, puede hacer frente a estos gastos”, subraya.

 

Por otro lado, Espinosa señala que más que mayor fiscalización, falta “mayor regulación, que por la vía legal se restrinja, por un lado, el endeudamiento de los adultos mayores, que se avance en el proyecto de deuda consolidada, y que se establezcan límites menores a la tasa de interés que las cajas puedan cobrar”.

 

 

 

DP/PCP

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo