Vacaciones de invierno: cómo evitar sobreendeudarse

Por

 

 

Camila Albertini

 

Muchos chilenos dieron inicio a sus vacaciones de invierno, sin embargo, junto a estos días de disfrute, también llegan los gastos extra. Para evitar el dolor de cabeza al regreso, Ricardo Ibáñez, abogado de Defensa Deudores, entrega algunas recomendaciones.

 

 

Paso 1: planificación

El experto recalca que lo primero es planificar las vacaciones; “esto significa determinar el lugar de destino y la ruta que se tomará si se viaja” para tener claro gastos de bencina, alojamiento y así armar una base de los gastos a desembolsar. 

 

 

Identificar cuándo el gasto es excesivo

 

Ibáñez explica que una simple operación matemática nos permite identificar el monto que marca el sobreendeudamiento mirando el ingreso como un “gráfico torta”.

 

“Aproximadamente el 50% del sueldo está destinado a gastos de un hogar común (alimentación, arriendo, hipotecario, vestuario, cuentas básicas), el 25% en el pago de créditos y tarjetas bancarias o de casa comercial, 10% al ahorro y 15% a recreación”.

 

 

En esta temporada, gastos aumentan 15%

 

En un panorama donde el desempleo es de un 6,8% a nivel nacional, el experto afirma que los presupuestos domésticos se han restringido en un 25%, por lo que “el aumento del endeudamiento por vacaciones de invierno sería menor este 2016 con un 15%, lo que se traduce en un 5% menos en relación a los años anteriores, donde los gastos sufrían un alza de un 20%”.

 

 

¿Créditos? Cotizar y sumar

 

Si no alcanza con los ahorros, pero está con la idea fija de salir este invierno y piensa pedir un crédito lo importante es cotizar y “asegurarse que el total a pagar, sumado a los demás créditos y cuentas de casas comerciales, no supere el 25% del sueldo”, dice el experto.

 

Como, dato, procure pedir un crédito en pocas cuotas para que no se junte con las celebraciones que vienen, como Fiestas Patrias.
 

 

Tips para quienes viajen

 

A juicio del experto, un consejo que puede ser de utilidad, no sólo para estas vacaciones, es “guardar las boletas para después realizar un balance, teniendo todo más claro y ordenado”, así podrá comprar los gastos de un año a otro y saber en qué se sobre pasó o cuáles no fueron necesarios.

 

Por último, Ibáñez recalca que “lo óptimo es ahorrar para las vacaciones y durante éstas, es decir, ahorrar para disfrutar, pero una vez que se esté disfrutando, tratar de buscar las alternativas más económicas”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo