Protagonista de "Bates Motel" adelanta las claves de la nueva temporada

El actor que interpreta a Norman Bates en la serie de A&E se refiere a la nueva temporada de la serie, que se estrena este lunes 18 de julio en Chile, y que particularmente, profundiza en uno de los episodios, el cual fue escrito por él . "Esta experiencia marcó un antes y un después en mi carrera", afirmó.

Por

  En sus inicios la serie estadounidense del canal A&E, “Bates Motel”, se creó como una precuela de la clásica película de Alfred Hitchcock “Psicosis” (1960). Luego de su primera emisión el año 2013, su éxito la llevó a que la historia desarrollada por Carlton Cuse, Kerry Ehrin y Anthony Cipriano, se extendiera por varias temporadas transformándose en la serie de más larga duración con guión original en la historia de este canal. La serie filmada en Canadá, estrenó este año su cuarta temporada, la cual estará disponible en Latinoamerica a partir de hoy en la señal de Universal Channel, pero esta vez, con la particularidad, de que el actor Freddie Highmore (24) – quien interpreta a Norman Bates, uno de los protagonistas de la producción- escribiera uno de los capítulos. En entrevista, Highmore profundiza sobre “Unfaithful” (Infiel), el octavo capítulo de la cuarta temporada, donde se convirtió en el responsable de decidir el destino de los personajes de “Bates Motel” y, por supuesto, sobre las novedades que traen los nuevos episodios que se emitirán todos los lunes a las 22:00 horas. En esta temporada escribiste el guión de uno de los capítulos. ¿Escribir es algo que te gustaría seguir haciendo?-Sí me encantaría. Estoy muy agradecido de que me dejaran entrar a la sala de guión y me permitieran poder escribir un episodio y participar de la serie más allá de la actuación. ¿De dónde nació la motivación de escribir un guión?-Nació del deseo de querer ser parte de todo el proceso de esa serie de una forma más amplia. Era raro trabajar los cuatro o cinco meses que rodamos en Vancouver de forma tan extensa en este personaje y luego olvidarlo el resto del año, para regresar sin saber qué sería de él. ¿Cuál fue el desafío más grande que enfrentaste al escribir este episodio y cuál fue el personaje que te costó más desarrollar?-Creo que lo más difícil fue poder crear la dinámica entre los personajes. En esta oportunidad no tuve ninguna escena con el Dr. Edwards (Damon Gupton) en mi episodio, por ejemplo. Pero la verdad, es que si tu conoces el tono de los roles con los que tu mismo convives durante tanto tiempo, sólo debes lograr que se sintonicen con los nuevos personajes, y los nuevos rumbos de la historia. Quizás la interacción con Romero fue lo más difícil en esta oportunidad, ya que hay una lucha por el control en este episodio. Supongo que en mi fuero interno quería que Norman ganase todas las batallas, que tuviera razón, pero tuve que dejar pronto ese interés egoísta y pensar qué era lo mejor para la historia. Cuándo te pusiste a escribir sobre Norman, ¿aprendiste algo del personaje al mirarlo desde otro ángulo del que normalmente lo ves como actor?-Creo que realizar este guión fue interesante y para mí fue un gran aprendizaje. Casi todos los episodios fueron escritos antes de comenzar el rodaje, de modo que cuando llega el momento de volver al capítulo que escribiste meses atrás, uno llega con el peso extra de haber filmado y experimentado todo lo que sabías que estaba escrito, pero que no lo habías rodado. Por otra parte, el octavo episodio es un momento crucial para Norman ya que, al final del séptimo, él se va de la institución y vuelve a la casa. Fue un episodio interesante desde ese punto de vista porque lo llevó a un lugar nuevo y lo hizo avanzar con esta nueva motivación. ¿Cómo crees que separar a Norman de Norma hizo avanzar la historia?-Creo que la parte interesante de separarlos es que le permitimos a la parte de Norman, que es su madre, que se desarrollase más. Parte de eso pasa porque están físicamente separados y al extrañarla y anhelar verla, él tiene visiones de ella o comienza a convertirse en ella más a menudo. Creo que eso fue lo fascinante en la actuación de esta temporada, esos momentos de transición en las escenas con el Dr. Edwards, por ejemplo, en donde vemos a Norman convertirse en su madre y entrar en esa faceta. Y creo que eso se produce a causa de la separación física. Me gustó muchísimo interpretar eso. Tu personaje muchas veces es intenso e introvertido. Algunos actores dicen que interpretar papeles como esos hace que les sea difícil separarse del personaje luego de hacerlo mucho tiempo. ¿Has experimentado esto, Freddie?-No, la verdad que no. Por cierto que Norman es introvertido y en esta temporada lo ha estado más que nunca. El foco, de hecho, estuvo puesto en esos momentos interesantes y llenos de matices, y en las transiciones y los temas, y la clave para revelar varias relaciones a un nivel más profundo. Sin embargo, uno se mete en el personaje durante el día, claro, y es imposible ser uno mismo, estar riéndose y conversando con todos, y al minuto cambiar…, pero siento que al final del día, cuando me voy a casa, no se me quedo pegado algo de él. Eso sí, no sé qué voy a hacer cuando se termine la serie. Tengan cuidado (risas). En el transcurso de las primeras tres temporadas, tu rol fue cayendo en esta especie de estado disociado. Y luego, esta temporada, realmente entras en este otro personaje, en esta madre. ¿Se hizo algún tipo de investigación o algo para aprender sobre este tipo de enfermedad mental?-Sí…, o sea, fue algo que se conversó mucho en la sala de guion y Kerry investigó mucho en los efectos del trastorno de identidad disociativo y claramente Norman entra totalmente dentro de esa descripción. No creo que nadie sea totalmente una sola cosa, pero desde mi punto de vista fue interesante tratar de mantener la simpatía de la gente por el personaje y al mismo tiempo desarrollar este lado más astuto, más maquiavélico, en el que él actúa de una manera más egoísta cuando, por ejemplo, en el episodio siete, le dice a Julian que él sabe cómo hacer para que la gente crea que es normal. Después de cuatro temporadas, es fácil para ti colgar a Norman en el perchero al final del día, pero a veces no lo es tanto para el público. ¿Cómo es la experiencia diaria de ser Norman Bates para tanta gente?-Creo que es lindo que la gente aprecie a Norman y esté de su lado, y disfrute de la serie. Siempre es lindo recibir buenos comentarios. Al mismo tiempo, no sé, no estoy en Twitter y no leo las críticas, así que tal vez sea eso lo que me ayude a mantener la cordura en la vida real y no confundirla con mi personaje.   PUB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo