Expertos descartan que medidas de corto plazo ayuden a corregir el problema de las pensiones

Por

 

 

Pablo Contreras Pérez

 

La discusión sobre el sistema de pensiones se instaló, y con fuerza, tras la marcha realizada por la gente hace casi dos semanas. Y mientras el Gobierno no va a avanzar más allá de lo que ya anunció, es decir tramitar la AFP estatal y fijar la hoja de ruta para un cambio mayor, los parlamentarios oficialistas plantean otra cosa.

 

El diputado de la Democracia Cristiana, Fuad Chahín, estima que el sistema actual requiere de un profundo cambio, pero sostiene a la vez que esto “va a tener efectos en 20 o 30 años, esos son los tiempos que se toma en surtir efecto un cambio estructural como el que el país necesita”, por ello apunta a que “obviamente hay que tener, además otras medidas que generen algún efecto en el corto plazo”.

 

En ese sentido, apunta a dos medidas que se podrían tomar ahora: una es fortalecer el Pilar Solidario (que entrega las pensiones básicas), colocando más recursos del Estado; además está la propuesta que presentó el propio Chahín con otros diputados DC, respecto del retiro del 25% de los fondos de las AFP para la comprar una vivienda con la idea de obtener un complemento a la pensión.

 

 

Ley corta no es suficiente

 

Ante la situación actual, para buscar estos cambios de corto plazo, los parlamentarios de la Nueva Mayoría le han planteado al Gobierno la necesidad de que envíe una ley corta, independiente de una reforma mayor, sin embargo, especialistas apuntan que esto no es suficiente.

 

“Dudo mucho que las pensiones bajas, que es el gran problema de este sistema, se solucionen con indicaciones que se pueden hacer en una ley corta”, sostiene Matías Godoy, director de Economía para todos.

 

En la misma línea, el economista Alejandro Urzúa advierte el peligro que tomar decisiones apresuradas puede provocar. “No vayamos a cometer el error de sacar una ley corta o una reforma exprés que a la larga tenga muchísimas más imperfecciones y por la celeridad de cumplir con la presión social, estemos cediendo en temas que requieren análisis más profundos”, subraya.

 

En ese sentido, el también académico de la Universidad Andrés Bello insiste en que “hay temas técnicos de alta complejidad, de esperanza de vida, de perspectivas de crecimiento, de niveles de ingreso y todos esos compromisos involucrarían un nivel de recursos sumamente importante”, por lo que “sería un error el presionar una reforma que tiene una complejidad y varias variables”.

 

Respecto de lo que plantean los diputados, en cuanto a aumentar los aportes del Estado para fortalecer el Pilar Solidario, Godoy es enfático al señalar que “esa es una solución parche, que podría contribuir al aumento de las pensiones, pero el problema de fondo no es ese”.

 

Para solucionar la raíz del conflicto, este economista insiste en que se requiere corregir, entre otras cosas, la tasa de ahorro. “El 10% es muy bajo, se requiere que los empleadores coloquen una porción similar al aporten que hacen los trabajadores, requiere mayor periodicidad del ahorro (…) esas cosas no se mejoran con una ley corta y queda la sensación de que el Gobierno no sabe qué hacer frente al tema”, concluye.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo