Consejos para no descuidar el bolsillo en Fiestas Patrias

Por

 

 

Ya estamos en septiembre y en tierra derecha para la celebración de las Fiestas Patrias, periodo de alegría, pero también de preocupación para el bolsillo.

 

Y es que son muchos los gastos en los que incurren las familias, considerando la compra de la carne, los elementos para las essaladas, el gas o el carbón para la parrilla o simplmente para salir a comer y bailar a las fondas o ramadas. Por ello, a algunas el aguinaldo simplemente no les alcanza y comienza a pensar en pedir créditos o buscar otras fuentes de financiamiento para este fecha. Ante esto, las recomendaciones de los expertos son claves.

 

“Casi el 40% de las personas declara gastar más o igual cantidad de su aguinaldo en estas fechas, situación que independiente del escenario económico se repite año a año”, sostiene Carlos Valdebenito, director de Carreras de Administración del instituto profesional Santo Tomás San Joaquín.

 

Frente a esa situación, la opción del endeudamiento es la que surge, pero el académico advierte que lo primero es tener claro cuánto se necesita, cuánto se tiene y establecer cuánto se gastará. “Es fundamental tratar de respetar al máximo lo fijado, y por sobre todo ser realista en lo que se presupuesta gastar, porque tampoco tiene sentido mentirse a uno mismo”, recomienda Valdebenito.

 

En ese sentido, Francisco Mendoza, gerente del Banco Nova Bci recomienda pensar qué pretende hacer con la plata. “Responder la pregunta ¿qué voy hacer estas fiestas patrias? ¿Viajar? ¿Paseos? ¿Iré a las fiestas costumbristas? etc. Planificar las actividades siempre permite ahorrar dinero pues las decisiones se toman racionalmente”, asegura.

 

Además de lo anterior, los especialistas insisten en una actitud clave: cotizar. “En estas fechas las variaciones de precio son bastante significativas, recomendable es anticipar las compras antes que se realicen las alzas de precios, y comparar los precios existentes entre un lugar y otro, muchas veces esas pequeñas variaciones de precios pueden hacer la diferencia en el gasto total de su presupuesto”, subraya el Valdebenito.

 

Si pese a todo, estima que va a gastar más de lo que dispone y opta por el crédito, Mendoza recalca que hay que preocuparse de aspectos como:

 

  • Calcular cuánto necesito financiar
  • Calcular cuánto de mi ingreso personal puedo destinar a pagar una cuota
  • Para un gasto que todos los años debemos hacer, como las vacaciones o pago de colegios, no es recomendable tomar créditos a más de 12 meses, pues al año siguiente en la misma fecha tendré que enfrentar el mismo gasto. Por lo tanto, una buena regla para calcular cuánto es el crédito que puedo pedir en menos cuotas
  • Cotizar en al menos tres instituciones, considerando el CAE.

 

En tanto, se puede usar la tarjeta de crédito “siempre y cuando se haga de manera controlada y planificada, porque la clave no está en el uso de la misma, si no que pasado 30 días hay que pagarla”, apunta el ejecutivo.

 

Mendoza añade que es recomendable aprovechar los programas de beneficios que los distintos plásticos ofrecen. “Las opciones de compra en cuota operan igual que un crédito, así que hay que evitar endeudarse en más de 3 cuotas, y pensar en los gastos futuros como los de fin de año”, concluye.

 

 

 

 

 

DP/PCP

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo