logo
Economía
Economía 26/10/2016

Uber y Cabify critican exigencias incluidas en proyecto del Gobierno

 

Este martes, el Gobierno envió al Congreso un proyecto que busca regular los servicios que entregan aplicaciones de transporte privado, como Cabify y Uber.

 

Ambas apps criticaron ciertas exigencias de la iniciativa y la poca claridad que, a su juicio, tienen algunas de las reglas que se plantean.

 

A través de un comunicado, Cabify señaló que cumple con algunas disposiciones que establece el proyecto, como que el pasajero conozca el posible recorrido y costo aproximado del viaje antes de su inicio o permitir una evaluación del viaje en línea, pero piden revisar el cobro que se quiere establecer por kilómetro recorrido.

 

“Ello perjudicaría directamente la libertad de trabajo y económica de los conductores que prestan sus servicios” y acusa que esto demuestra que la autoridad “no ha comprendido que los servicios prestados por intermedio de Cabify, son a todas luces más eficientes y menos contaminantes que el resto de los servicios de transportes”, explican desde la empresa.

 

También hacen hincapié en que es necesario aclarar el concepto de confort y tecnología que se le exigirían a los autos ussados en estas aplicaciones.

 

En cuanto a la exigencia de licencia profesional para los conductores, desde Cabify señalan que creen necesario que “el proceso de obtención de la misma, se modernice y actualice”.

 

Finalmente consideran “preocupante”  que el proyecto no aborde otros puntos como el que los autos utilizados tengan seguros, tal como ellos les exigen a sus choferes.

 

En tanto, desde Uber valoran este proyecto como “una oportunidad de iniciar una discusión sobre la mejor manera de incorporar los viajes compartidos y la innovación tecnológica en la regulación de transporte del país.”

 

Sin embargo, expresaron que les  preocupan algunos requisitos de la iniciativa “que limitan la posibilidad de los chilenos a acceder y elegir viajes seguros, confiables y con precios cómodos; la oportunidad para los socios-conductores de acceder a una oportunidad de emprendimiento para mejorar su calidad de vida; y la oportunidad para las ciudades de reducir el número de autos privados en las calles”.

 

Aún así, desde Uber plantearon su intención de trabajar con el Gobierno, el Congreso y la ciudadanía “para construir una regulación moderna y garantizar que los chilenos puedan gozar de más y mejores alternativas de movilidad para todos, y no para unos pocos”.

 

 

 

 

DP/PCP

 

 

Gobierno ingresa proyecto que regula a Cabify y Uber