El desempleo en España baja de la barrera del 20% por primera vez en seis años

Por

 

AFP

 

La tasa de desempleo en España bajó del techo simbólico del 20% por primera vez en seis años, al situarse en el 18,9% en el tercer trimestre de 2016, gracias principalmente a una temporada turística récord.

 

Estos resultados suponen un retroceso del 1,09% respecto al trimestre anterior y de 2,27 puntos en un año, según las cifras publicadas el jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). 

 

La última vez que la tasa de desempleo había estado por debajo del 20% se remonta al tercer trimestre de 2010. Una crisis económica generada tras el estallido de la burbuja inmobiliaria impulsó el desempleo, que pasó del 8% en 2008 a cerca de 27% a principios de 2013.

 

Sobre un año, el número de parados descendió 10,9%, lo cual representa una reducción de poco más de medio millón de personas buscando empleo.

 

“Los datos de paro son un ejemplo de que la situación ha cambiado desde 2011”, se congratuló el gobernante Partido Popular (PP, derecha) en Twitter.

 

La buena noticia llegó justo a tiempo para el líder del PP Mariano Rajoy, quien busca obtener este fin de semana la investidura para un nuevo gobierno, luego de diez meses de parálisis institucional en la cuarta economía de la zona euro y que prevé terminar 2016 con un desempleo de 18,6%.

 

El sector que creó más empleos fue el de los servicios (178.000), beneficiado por la época dorada que vive el turismo en España, recogiendo el negocio perdido en otros destinos mediterráneos impactados por la inestabilidad y la inseguridad como Turquía, Túnez o Egipto.

 

Las regiones más apetecidas por los turistas, como Cataluña o Islas Baleares, son de hecho aquellas donde el desempleo registró una mayor caída.

 

 

Empleo precario en alza

No obstante, 4,3 millones de españoles siguen desempleados. Y la tasa de desempleo sigue siendo la segunda peor de la zona euro, por detrás de Grecia, donde la media es del 10,1% según el Eurostat.

 

Además, los puestos de trabajo que se crean son frecuentemente precarios. Para el sindicato UGT, uno de los de mayor peso en el país, las cifras muestran “cómo la temporalidad y la precariedad se enquistan en nuestro mercado de trabajo”.

 

La proporción de empleo temporal aumentó de hecho en el trimestre, a cerca de 27%, su nivel más alto desde fines de 2008, según el INE.

 

La reforma laboral implementada por los conservadores tras llegar al poder en 2011, redujo las indemnizaciones por despidos e instauró un nuevo contrato de duración indeterminada con un periodo de prueba de un año.

 

Su reforma, exigida por la oposición, será uno de los temas calientes de la futura legislación.

 

“Esta dependencia de contratos temporales probablemente se agudizará, toda vez que las empresas seguirán siendo empleadores cautos frente al escenario político confuso y la falta de claridad del proceso del Brexit”, estimó Raj Badiani del gabinete de análisis IHS Global Insight.

 

Para mucho españoles, la situación económica sigue siendo muy frágil. El número de hogares cuyos miembros carecen de empleo supera los 1,4 millones, pese a haber observado una ligera baja en el tercer trimestre.

 

Casi un tercio de la población (29%) está en riesgo de pobreza o exclusión social, frente a una media europea de 24%, según la últimas cifras de Eurostat.

 

Cerca de 7,5% de la población (3,5 millones de personas) tiene ingresos por debajo de los 330 euros mensuales (casi 235 mil pesos chilenos), en un país donde el salario mínimo es de 764 euros sobre doce meses (poco más de 543 mil pesos).

 

Más del 23% de los jóvenes (entre 15 y 29 años) ni estudian ni trabajan, contra la media de 15% en los 34 países de la Ocde (cifras de 2015).

 

 

 

 

DP/PCP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo