RB Leipzig, el equipo más odiado que lidera en Alemania

Por Gonzalo Pérez
RB Leipzig, el equipo más odiado que lidera en Alemania

Podrían ser el equipo que repita la historia del Leicester en la temporada 2015/2016, pero nadie estará contentos por ellos. Podrían ser la cenicienta de la Bundesliga, sin embargo su historia conmueve a muy pocos. Muchos están molestos con lo que está pasando en la liga de Alemania.

Así se resume el sentimiento que genera el RB Leipzig. Recién ascendidos esta temporada desde la segunda división de Alemania, el sorprendente nuevo equipo está primero de la liga de Alemania junto con Bayern Munich.

Tras diez partidos disputados, los dirigidos de Ralph Hasenhüttl suman 24 unidades y están invictos con siete victorias y tres empates.

La gran racha no sólo les permite estar en punta, sino que alcanzaron un récord en la Bundesliga e igualaron al MSV Duisburg de la temporada 1993/94 como los clubes recién ascendidos que encadenaron una decena de encuentros sin perder.

Una historia que debería sacar aplausos en todo Alemania y que podría representar a todo el lado este del país, que no tenía un equipo haciendo noticia desde hace 30 años. Nada de eso pasa y el RB Leipzig sólo ha generado odio en los hinchas alemanes.

El modelo de la Bundesliga que no cumple el RB Leipzig

Si hay algo que caracteriza a la Bundesliga es el cuidado que tienen con los hinchas de los clubes. Luego que en 2002 estuvieran muy cerca de tocar fondo por la quiebra del operador televisivo Kirch Media, que entregaba el 31% de los ingresos de los clubes, la liga de Alemania cambió su modelo y centraron su atención en los aficionados.

Así fueron saliendo del pozo donde estaban inmersos y ahora tienen la mejor media promedio de asistencia de las ligas de Europa. Pasar de pensar en el espectador de televisión al hincha que va al estadio les dio resultado.

Por eso, para los clubes en Alemania los aficionados son tan importantes y también los socios, quienes tienen voz y voto sobre las decisiones del equipo. Fue así como la Bundesliga y los clubes dieron un vuelco que muchos envidian.

Una de las medidas más importantes fue rebajar el precio de las entradas y permitir que todos puedan acceder a ellas, además de tener abonos más económicos para toda la temporada.

Pero no se quedaron ahí. Sólo venden un 50% del aforo del estadio en abonos, con lo que permiten espacio de un 10% para los hinchas visitantes y para los espectadores que económicamente sólo puedan ir a un par de partidos por temporada.

Otra de las innovaciones que tuvo la Bundesliga es la famosa regla del 50+1. Esto obliga a los clubes a que el 51% de las acciones sean de los socios, evitando que grandes empresas o los cada vez más poderosos jeques se apropien del equipo y así le dan voz y voto a sus hinchas. La única excepción es si el contrato se ha mantenido por un mínimo de 20 años.

Nada de esto parece importarle al recién ascendido RB Leipzig.

El modelo del RB Leipzig

El equipo que actualmente sorprende en la Bundesliga fue creado recién en 2009 y ascendió cuatro categorías en sólo siete años. La historia es digna de aplausos, pero eso es lo que menos se escucha cuando visitan terreno rival.

Este odio está lejos de ser por la típica hostilidad que generan los visitantes. Lo que molesta a los fanáticos del fútbol alemán sobre el RB Leipzig es su gestación y la forma en la que es manejado.

Los “Toros” nacieron luego que el fundador de la bebida energética Red Bull, Dietrich Mateschitz, comprara la licencia del club SSV Markranstädt, en ese entonces en la quinta división. Ahí les cambiaron el nombre, el escudo y la camiseta.

Sin embargo, muchos pensaron que las trabas de la Liga de Alemania les impediría nacer. Pero la marca austríaca tenía una fórmula para formar su quinto equipo de fútbol, luego de tener el FC Red Bull Salzburg de Austria, New York Red Bulls de Estados Unidos, Red Bull Brasil y Red Bull Ghana.

La primera gran traba que tenían era no poder utilizar el nombre de la marca en el equipo. Ahí encontraron la primera solución: bautizarlo como RasenBallsport Leipzig y hacerlo más conocido como RB Leipzig para formar las iniciales de Red Bull.

El otro gran problema era quién controlaría las acciones del naciente equipo. Con la regla del 50+1 parecía muy difícil que Red Bull pudiese tomar el control total del RB Leipzig, pero lo consiguieron.

Dietrich Mateschitz puso a la venta las acciones del club y lo hizo a un elevado precio. Así, pocos se interesaron en comprar y actualmente tiene 17 “dueños”, que son gente ligada a la bebida del toro.

Las protestas contra RB Leipzig

Estas medidas generaron un gran odio por parte de los rivales. Pensando como a sus equipos les costó afirmarse, veían que un equipo pasaba por el costado las reglas de la Bundesliga y hacía valer su poder económico para ascender y ascender de categoría.

El gran gestor de este proyecto fue Ralf Ragnick, que es director deportivo del club desde 2012. En Alemania es conocido por hacer surgir clubes con dinero, pero que poca historia o arraigo tienen en el fútbol.

La situación, por supuesto, no pasa inadvertida en Alemania. En un país donde quieren hacer valer los derechos de sus hinchas y socios, lo del RB Leipzig parece inaceptable. Por eso, cuando ascendieron a la segunda división, les negaron la licencia para jugar.

Sin embargo, se les concedió la autorización tras una serie de cambios. Modificar el logo para que no sea igual al de Red Bull o nombrar dirigentes que no sean funcionarios de la marca fueron suficientes. Pero mantuvieron a sus socios sin poder de voz ni voto.

Todo esto los convirtió en el equipo más odiado de Alemania y así se los demuestran semana a semana. Las protestas de sus rivales lo han dejado en claro.

En 2014, Union Berlín recibió a sus rivales con ponchos de plásticos, ya que han sido catalogados como el “equipo de plástico”, y se mantuvieron 15 minutos de silencio. Eso, más las constantes pancartas que mostraban y muestran sus hinchas, les hace sentir el odio.

La llegada a la Bundesliga generó más odio

Las protestas se han hecho más fuertes con la llegada del equipo a la Bundesliga. Por ejemplo, los fanáticos del Dynamo Dresden, en el partido de la primera ronda de la Copa de Alemania, lanzaron una cabeza de toro a la cancha para manifestar su enojo.

Hoffenheim tampoco se quedó atrás y su manifestación fue en tono irónico. Pensando que antes ellos eran el equipo más odiado por utilizar un modelo muy parecido y ser otro de los proyectos de Ralf Ragnick, desplegaron pancartas donde se leía “queremos nuestro trono de vuelta: ser el equipo más odiado de Alemania”.

La última protesta de fanáticos fue la que tuvieron los hinchas del Borussia Dortmund, conocidos por su fidelidad. Aburridos del “club de plástico”, se rehusaron a viajar a Leipzig para el partido de la Bundesliga.

“Por supuesto que Borussia Dortmund gana plata, pero lo hace para jugar al fútbol. Leipzig juega fútbol para vender un producto y un estilo de vida. Esa es la diferencia”, dijo Jan-Henrik Gruszecki.

La mercantilización del fútbol genera ronchas en Alemania.

Revisa imágenes de las protestas de los rivales del RB Leipzig

El sorprendente equipo de Red Bull está puntero junto a Bayern Munich tras mantenerse invicto durante las primeras diez fechas de la Bundesliga. Sin embargo, son pocos los que están felices por ellos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo