Experto peruano y ley para retirar ahorros de AFP: “Siempre una medida populista convoca a todo el mundo”

Por

 

Pablo Contreras Pérez

 

 

– ¿Cómo ha evolucionado el proceso que permite a peruanos retirar el 95,5% de sus fondos de AFP?

Primero se generó mucha expectativa. Se calculaba que se iban a retirar 15 mil millones de soles, equivalentes a 5 mil millones de dólares, sin embargo ha impactado en un tercio de la expectativa la Superintendencia de Banca, seguros y AFP. Hubo un peak de subida y ahora comenzó una tendencia de bajada, principalmente porque la gente ha comenzado a recibir más que información, explicaciones sobre el impacto que esto tendrá en su futuro para su jubilación.

Eso ha producido un retroceso, tanto así, que las AFP están recibiendo solicitudes para devolver el dinero y la Asociación Peruana de Empresas de Seguros está proponiendo algunas alternativas, pero bueno, la ley no lo permite.

 

– La ley deja explícito que no se puede volver atrás…

 

Exactamente, entonces esta asociación está proponiendo algunos planes para los que tomaron esa mala decisión.

 

 

– Usted ha sido muy crítico de esta legislación. A su juicio ¿por qué los congresistas de su país la aprobaron?

 

Porque siempre una medida populista convoca a todo el mundo. Es muy fácil vender ilusiones en un país donde las expectativas no se miden con un criterio de evaluación y consciencia. La gente no piensa en su vejez, en lo que le pueda pasar. Nosotros el mismo día que se aprobó esta ley, fuimos sumamente críticos y dijimos, que nos perdonen los ciudadanos porque era algo impopular, pero los llamábamos a la reflexión y que comenzaríamos un campaña de explicación, diciéndoles que eso era un suicidio.

 

– La ley peruana también permite retirar un porcentaje menor de los ahorros para financiar una primera vivienda ¿esa parte la considera menos perjuducial?

 

Por un lado, sin un análisis exhaustivo, es interesante, porque puedes destinar parte de tu fondo para pagar la cuota inicial de tu vivienda o para cancelar la deuda de ésta, es una cosa que alegra y entusiasma. Sin embargo, el impacto final sobre la jubilación es disminuir en un 30% el monto esperado de la pensión, entonces siempre hay que evaluar el punto de partida y el de llegada.

 

– El profundo descontento de la gente con las AFP que también se ve en Chile ¿se debe a una falta de conocimiento y por un rol que las AFP no han tenido en explicar cómo funciona el sistema?

 

Nosotros siempre ponemos ejemplos de la vida real, algunas analogías: usted no le puede echar la culpa de su divorcio a la suegra. En este caso, la responsabilidad de los afiliados es interesarse en su ahorro. Por ejemplo, los medios de comunicación tienen más de 1 millón de seguidores en Twitter y Facebook y los organismos responsables de la educación previsional desde el Estado (de Perú) tienen apenas 100 mil, entonces el ciudadano no está participando, ese es el primer gran problema. Y por supuesto, el rol no de informar de las AFP, sino de explicación.

 

– Pero particularmente en nuestro país, tras la explosión de descontento social, uno puede ver en los medios campañas de las AFP tratando de explicar a su afiliados ¿no cree que esa es una reacción tardía?

 

Sí, se pueden haber demorado, pero a veces es necesario darse cuenta que hay problemas en casa que se tienen que resolver y que se tienen que mirar con optimismo. Lo principal cuando existe una protesta ciudadana, es que el que se sienta responsable tiene que asumirlo con hidalguía y transparencia. No se trata de destruir el ahorro de las personas ni el sentido de pertenencia porque se destruye la libertad de la gente, de lo que se trata es que si hay que corregir, que se corrija

 

 

– Algo que ha sido cuestionado en Chile es que las AFP generen utilidades cuando los fondos tienen pérdidas…

 

Lo que pasa es que la contabilidad de una empresa es distinta a la utilidad de ésta o el retorno de los accionistas es distinto a los beneficios de los clientes y explicar eso no es fácil. Las AFP tiene que aprender a traducir esa contabilidad para enfocarse en lo que al cliente le interesa.

 

 

– Pero le consulto ¿se debiese corregir que las AFP cobren comisión cuando hay pérdidas?

 

Es que realmente, el centro de la discusión no es cuánto me cobran, sino que primero, que mi dinero esté garantizado, si yo sé que mi dinero va a evolucionar a lo largo del tiempo… porque esta es una inversión de largo plazo que es algo que muchas veces la gente no entiende. La rentabilidad de esta semana bajó porque Donald Trump salió presidente, es una tontera mirarlo así, hay que mirar a largo plazo.

 

 

– La idea de parte de quienes participan de los movimientos contrarios al sistema, es volver a un sistema de reparto ¿es viable?

 

Esa es una locura. En Perú tenemos un sistema de reparto y el sistema privado de pensiones. Uno cuando entra a trabajar elige a donde va. El sistema de reparto tiene un déficit de 40 mil millones de dólares al día de hoy y el sistema privado, los ahorros de más de 6 millones de peruanos son de 41 mil millones de dólares.

 

 

– Pero ¿por qué hay gente que insiste con el sistema de reparto o sería conveniente mezclarlo con el de capitalización individual? ¿Algo más mixto?

 

No, porque uno tiene que vivir sano, no puede vivir un día infectado, un mes con un virus. Usted no puede mezclar lo que resulta bien con lo que daña. Es que hay que ser así de claros, los sistemas de reparto han fracasado en todo el mundo, son insostenibles en el tiempo.

 

 

– El Gobierno chileno plantea no cambiar el sistema, pero sí agregarle más solidaridad. Por ejemplo, plantea mayor cotización a cargo del empleador, pero destinado a un fondo común…

 

Eso está muy mal planteado, porque si mi empleador va a aportar un 5% más, eso tiene que ir a mi cuenta personal, no puede ir a la cuenta del vecino, tiene que ir a la mía.

 

 

– Finalmente ¿cuáles serían las claves para mejorar las pensiones? ¿Más ahorro? ¿Mejor gestión de las AFP?

 

Número uno: la gestión yo pienso que está bien encaminada y que podría perfeccionarse. Número dos: acá existe un problema de mercado laboral y el crecimiento de la informalidad, si no se ataca y si, sobre todo los trabajadores independientes, no aprenden todos los beneficios del ahorro de largo plazo para sus pensiones, entonces el problema va a continuar siempre.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo