Tragedia del Chapecoense: aparece "niño ángel" que rescató a sobrevivientes del accidente

"Estaba muy cansado pero no pude dormir. Sin embargo me dio mucha satisfacción ayudar a salvar vidas y nunca lo hice para ir a buscar objetos materiales", señaló el adolescente.

Por PUBLIMETRO


var VideoTV=”yb22vdazmt4/country/”+nombre_pais(return_pais())+”/section/deportes/device/Desktop/type/embed/autostart/true/volume/0″;

“Cuando estábamos parqueando las camionetas llegó un niño y nos dijo que a unos heridos los estaban sacando por otro lado”. Sergio Marulanda, uno de los lugareños que cooperó con el desplazamiento de los seis sobrevivientes de la tragedia del Chapecoense, dio a conocer la existencia de un misterioso menor que resultó clave en el rescate de las personas que resultaron vivas en el trágico accidente.

En ese sentido, el “ángel” fue importante para lograr que los rescatistas lograran salvar a Alan Ruschel, uno de los jugadores del cuadro brasileño.

“Un policía me dijo: ‘usted es el primero en llegar, monte al niño en la camioneta y vaya a recoger los heridos"”, recordó el hombre.

La noticia dio la vuelta al mundo y el niño pasó a ser conocido como el “ángel” que ayudó a los sobrevivientes del accidente. Sin embargo, no se sabía quien era ni su edad, convirtiéndose en un enigma para los medios de comunicación.

Pero ese misterio finalizó hoy luego que se lograra identificar al menor: su nombre es Johan Alexis Ramírez y tiene 15 años.

“Gritaban que a un lado había uno, que allí estaba el otro. Comenzaron a sacar a los heridos pero estaban abriendo trocha hacia el morro y así era muy demorado, así que les dijimos que había un camino más fácil y rápido”, relató al diario El Colombiano.

El primer rescatado fue precisamente Ruschel. “Ya estaban saliendo con él y le dije a un bombero que era como uno de los jefes que yo conocía el camino”, indicó.

“Los acompañé y me vine corriendo donde estaban los policías para decirles que teníamos uno de los heridos en la carretera. Ya había un viaje de carros que había llegado al lugar”, agregó.

Ramírez aprovechó de contar además otros detalles de lo ocurrido esa noche. “Cuando iba subiendo para ayudar a otro, mi papá venía bajando con otro grupo. Hubo uno al que cargamos unos diez o quince metros pero murió, no alcanzó a llegar a la carretera”, expresó.

“Subíamos por más heridos cuando cerca de las 2 am un policía nos sacó mal sacados, nos dijo que nos fuéramos, que quién sabe con qué intenciones habíamos ido. Un bombero discutió con él y le dijo que estábamos colaborando. Para evitar problemas volvimos al cambuche donde pasamos la noche”, añadió.

Tras esta situación, fue a su hogar. “Estaba muy cansado pero no pude dormir. Sin embargo me dio mucha satisfacción ayudar a salvar vidas y nunca lo hice para ir a buscar objetos materiales”, remató.

PUB/CM

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo