Cardenal Ezzati bautiza a ciudadanos haitianos y defiende la inmigración

El religioso manifestó que hay que acoger e integrar a las personas que provienen de otras culturas.

Por aton
Cardenal Ezzati bautiza a ciudadanos haitianos y defiende la inmigración

En medio de una ceremonia en la que ciudadanos haitianos fueron confirmados en la fe católica, el arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, defendió a los inmigrantes en Chile. 

Respecto de la discusión que se generó esta semana sobre la política migratoria, el pastor señaló que “la iglesia de Santiago, a través del Instituto Católico Chileno de Migración y de muchos sacerdotes que acompañan a tantos hermanos extranjeros, es de una experiencia enorme, donde las puertas se han abierto para acoger, para integrar y para hacer partícipe de la riqueza que tienen estas diferentes culturas”. 

En la ceremonia, presidida por Ezzati y acompañado del párroco de San Saturnino, padre Juan Carlos Cortez, fueron confirmados 15 haitianos, ocho de los cuales recibieron, además, el sacramento del bautismo. 

“El Señor viene a nuestra vida en todos los momentos de nuestra existencia y de una manera muy particular en estos hermanos que van a recibir el sacramento de la confirmación. El Señor llega a su historia como hombres y mujeres de fe y cuando abrimos las puertas a Dios, nosotros sabemos que acogemos con Él el don de su amor”, dijo el cardenal Ezzati. 

Alejados de su país natal y con un cuestionamiento a la política migratoria de nuestro país, cada uno de ellos confirmó su fe en la parroquia que los acogió desde su primer día. 

Ricardo Codada, de 30 años, y con 9 meses en nuestro país, quien recibió el sacramento del bautismo y de confirmación a manos del cardenal Ezzati, dijo sentirse muy agradecido y amado no sólo por Dios, sino que también por los chilenos. 

“La confirmación es para mí una conexión directa con Dios y eso significa mucho, porque cuando era niño no sabía lo que quería, pero ahora adulto, recibí el bautismo y sé lo que quiero que es seguir a Jesús”, valoró. 

Por su parte, Merlande Simone, también de 30 años, llegó hace tres meses a Chile y está a días de tener a su primer hijo. 

“El sacramento de la Confirmación es maravilloso, porque Dios para mi es lo más importante y que venga el cardenal es muy bueno para todos nosotros. Los chilenos se ha portado muy bien y me he sentido muy bien con ellos”, dijo Simone. 

Según datos de la parroquia San Saturnino, hasta ahora, han llegado a Chile más de 45 mil ciudadanos de Haití en los últimos dos años y de ellos, 450 han tenido acogida en la comunidad en temas de capacitación del lenguaje español, catequesis espiritual, ayuda solidaria y talleres laborales, entre otros. 

 

PUB/CF 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo