Bernard Cazeneuve el nuevo primer ministro de Francia tras dimisión de Valls

Manuel Valls, quien fue primer ministro en los últimos dos años y medio, anunció el lunes su candidatura a las presidenciales de abril-mayo 2017.

Por afp

El ministro del Interior francés Bernard Cazeneuve fue nombrado este martes primer ministro para remplazar a Manuel Valls, quien dimitió tras anunciar su candidatura a las elecciones presidenciales de 2017 en Francia.

Cazeneuve, de 53 años, ministro del Interior desde 2014, tuvo a su cargo la seguridad del país durante una serie de atentados yihadistas que han dejado más de 230 muertos en los últimos dos años. Antes, fue ministro delegado a los Asuntos europeos (2012-2013) y ministro delegado al Presupuesto (2013-2014).

Según una fuente próxima a la presidencia, Cazeneuve fue nombrado jefe de gobierno por su “extensa experiencia” y su “conocimiento en los temas de seguridad y de lucha antiterrorista”, una prioridad para Francia, en estado de emergencia desde hace más de un año.

Bruno Le Roux, diputado de Seine-Saint-Denis y líder del grupo socialista en la Asamblea Nacional, hereda la cartera de Interior.

Bernard Cazeneuve fue nombrado primer ministro luego de que Manuel Valls presentara este martes a primera hora su renuncia al presidente François Hollande.

Valls, quien fue primer ministro en los últimos dos años y medio, anunció el lunes su candidatura a las presidenciales de abril-mayo 2017, cuatro días después de que el muy impopular presidente François Hollande renunciara optar a la reelección.

Valls, nacido en Barcelona hace 54 años y naturalizado francés, tendrá que pasar por las primarias del Partido Socialista (PS) y una parte de la izquierda, previstas el 22 y 29 de enero, a dos vueltas, sin ninguna certeza de ser electo.

Fuerte rechazo en sus propias filas

Manuel Valls encarna la concepción de la izquierda moderna, pero su personalidad inflexible y su discurso favorable a las empresas le han valido un fuerte rechazo en sus propias filas.

Para evitar que Francia “reviva el traumatismo de 2002” – año en el que la izquierda quedó eliminada en la primera vuelta de las presidenciales y que el ultraderechista Jean-Marie Le Pen se calificó provocando un terremoto político en Francia – Valls pidió unidad a la izquierda.

“Mi candidatura es de conciliación, de reconciliación”, dijo el lunes al anunciar su candidatura presidencial.

Sin embargo, varios fieles de François Hollande, advirtieron que Valls no obtendría su apoyo de manera “automática”.

Las encuestas señalan que Valls es el candidato preferido de los simpatizantes de la izquierda para convertirse en el candidato socialista a las elecciones presidenciales con 45% de apoyo, según un sondeo Ifop.

Si gana esos comicios internos, tendrá que medirse por la presidencia al candidato presidencial de la derecha, el también ex primer ministro François Fillon, y a la líder del ultraderechista Frente Nacional (FN), Marine Le Pen.

Deberá también competir frente al líder de la izquierda radical Jean-Luc Mélenchon y el exministro de Economía de Hollande, Emmanuel Macron, un liberal centrista, que no tienen intención de pasar por las primarias.

Todos los sondeos auguran que Fillon y Le Pen pasarán a la segunda vuelta de las presidenciales, mientras que el candidato socialista sería eliminado en la primera ronda.

Valls, en caso de ser el candidato socialista, obtendría únicamente un 10% de los votos en la primera vuelta de las presidenciales, muy lejos detrás de Fillon (27,5%) y Marine Le Pen (24%).

“Dicen que la izquierda no tiene ninguna oportunidad, pero no hay nada escrito”, dijo el lunes Valls, que espera convencer al electorado durante los menos de cinco meses que quedan para las presidenciales.

PUB/NL

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo