Estudio revela que alumnos inmigrantes sufren riesgos de guetos, folclorización y discriminación

Por Sandra Quevedo
Estudio revela que alumnos inmigrantes sufren riesgos de guetos, folclorización y discriminación

Este martes la Superintendencia de Educación entregó los resultados sobre un estudio que muestra la realidad que viven los niños y niñas inmigrantes en las escuelas del país, donde las principales conclusiones son de riesgos de guetificación, folclorización y discriminación. 

El estudio que fue realizado en cinco colegios de cuatro comunas de la Región Metropolitana con altas tasas de matrícula de estudiantes de otros países (Santiago, Recoleta, Independencia y Quilicura), sostuvo que el proceso de inclusión de los estudiantes extranjeros se hace difícil debido a que algunos establecimientos educacionales optan por derivar a estos alumnos a otros colegios. 

“Algunos establecimientos -frente a la exigencia de comprometerse y facilitar la regularización académica de estos postulantes-optan por lo más sencillo: rechazarlos o derivarlos a otros colegios y liceos, que sí están dispuestos a realzar este esfuerzo”, señala el informe. 

Según el mismo texto, se precisa que esta característica provocaría “guetos”, ya que los establecimientos que reciben a los alumnos extranjeros pasan a ser “escuelas para migrantes”, lo que afecta a la inclusión de estos estudiantes. 

El informe que fue expuesto ante la ministra de Educación, Adriana Delpiano, el superintendente de Educación, Alexis Ramírez y ante 300 directores de establecimientos educacionales, arrojó que además de la formación de guetos, se advierte sobre una “folclorización”: quiere decir que se visibiliza la cultura de los niños y niñas migrantes, con la celebración de festividades “este esfuerzo de integración puede presentar la diversidad solo como un hecho anecdótico, dificultando así la generación de adaptaciones curriculares más profundas”

De acuerdo a datos del Ministerio de Educación, sólo un 1% de los 3 millones 550 mil estudiantes matriculados en el sistema educativo son migreantes, los que en su mayoría provienen de países como Perú, Bolivia, Argentina, Ecuador, Uruguay, Colombia, Venezuela, República Dominicana y Haití. 

De este bajo porcentaje de alumnos extranjeros, la investigación reveló que existen prácticas discriminatorias y de bullying que están en todo el sistema educativo “en el caso de los migrantes se expresan a través de diferentes tipos de menoscabo, como ofensas por color de piel, tipo de pelo, modo de hablar, indiferencia, burlas, bromas y hasta agresiones físicas”

Frente a este panorama que se presentó en el seminario “Migrantes, mi escuela, mi mundo”, el superintendente de Educación, Alexis Ramírez, hizo un llamado a las escuelas del país para acoger a la población migrante. 

“Hoy nuestros alumnos y alumnas nos hablan en idiomas lejanos, multiplican y dividen con operatorias distintas entregándonos un aporte cultural que aún no estamos en condiciones de dimensionar(…) La escuela justamente toma un rol gravitante en materia de inclusión, buen trato, no discriminación arbitraria, tanto el ingreso como permanencia; respeto, participación, igualdad de oportunidades. En nuestras escuelas no debe importar cómo llegaron los padres de los niños y niñas migrantes a Chile, ni tampoco su estatus legal ”, sostuvo. 

Cabe recordar que con la Ley de Inclusión, se garantiza que no existan discriminaciones arbitrarias en educación a través de procesos de admisión inclusivos, por lo que existirá la promulgación del Identificador Provisorio Escolar (IPE), el que da por finalizado el denominado rut 100. 

A partir del próximo 1 de enero de 2017, los estudiantes que no cuenten con cédula de identidad chilena, podrán certificar los cursos aprobados y acceder a alimentación, útiles, pase escolar, becas y rendir la PSU gracias al IPE. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo