La suspensión del presidente del Senado aumenta la tensión política en Brasil

La Corte Suprema de Justicia de Brasil ordenó a uno de los principales políticos del país que se aparte del cargo que ocupa: se trata de Renan Calheiros, el presidente del Senado, salpicado por los escándalos de corrupción que tienen en jaque a la primera plana política del país.

Por AFP

Un juez de la Corte Suprema de Brasil suspendió este lunes de su cargo al presidente del Senado, Renan Calheiros, a pedido de un partido político luego de que fuera procesado por malversación de fondos públicos.

El magistrado Marco Aurelio Mello aceptó una medida cautelar presentada por el partido opositor Rede, que “tiene efecto inmediato”, dijo una asesora de la corte a la AFP.

Según Rede, una persona que enfrenta un proceso judicial como Calheiros no puede mantenerse en la línea de sucesión presidencial.

Calheiros, del PMDB, el mismo partido del presidente conservador Michel Temer, era el segundo en la línea sucesoria, después del presidente de la Cámara de Diputados, Rodrigo Maia (del partido de derecha DEM).

El Supremo Tribunal Federal (STF) decidió la semana pasada juzgarlo por “peculado” (malversación de fondos), acusado de desviar dinero público para pagar una pensión alimenticia de una hija nacida de una relación extramarital.

La causa remonta a 2007 y es la primera que el STF acepta de la docena que enfrenta el poderoso legislador, muchas de las relacionadas con la red de sobornos de Petrobras.

Miles de brasileños salieron a las calles el domingo para protestar contra la corrupción, endémica en el país, y pidieron a viva voz su salida de la presidencia del Senado.

A principios de noviembre, seis de los 11 jueces de la Corte Suprema votaron en favor de prohibir que políticos procesados por la justicia puedan ocupar la línea de sucesión a la presidencia de la República.

La votación no fue concluida porque uno de los jueces pidió más tiempo para analizar el caso.

El magistrado Mello consideró, sin embargo, que esa mayoría “absoluta ya formada” era suficiente para aceptar la medida cautelar hasta que se concluya la votación.

El primero en la línea para suceder a Calheiros es el primer vicepresidente del Senado, Jorge Viana, del Partido de los Trabajadores (izquierda), de la destituida presidenta de izquierda Dilma Rousseff.

Reelecto en 2015 y cuatro veces presidente del Senado, Calheiros debía concluir formalmente su mandato a principios de 2017.

 

PUB/IAM

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo