El ejército sirio toma el control de la totalidad del casco antiguo de Alepo

Por EFE

El Ejército sirio y sus aliados han tomado el casco antiguo de la ciudad siria de Alepo (norte) tras la retirada de los rebeldes de la zona, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La ONG señaló que anoche los efectivos gubernamentales se hicieron con el dominio de los distritos de Aquiul y Bab al Hadi, en la parte antigua y que ahora los fuerzas gubernamentales “peinan” esa área.

La fuente subrayó que hay decenas de cadáveres y restos humanos que todavía yacen en el suelo desde el barrio de Al Shaar, controlado por las autoridades, hasta el sector sur de la mitad oriental, debido a la incapacidad de los equipos de rescate y de los insurgentes replegados de retirarlos por los bombardeos.

La artillería gubernamental y aviones y helicópteros castrenses están bombardeando los distritos de Al Kalasa y Bustán al Qasr, indicó el Observatorio.

La agencia de noticias oficial siria, SANA, apuntó que unidades militares “restauraron la seguridad y la estabilidad” en Aquiul y Bab al Hadid, donde garantizaron la salida de 200 civiles y detuvieron a “terroristas”.

El Observatorio recordó que durante la jornada de ayer los soldados, con la cobertura de bombardeos y disparos de artillería, se hicieron con el dominio de los distritos de Al Shaar, Al Muasalat, Al Sheij Lotfi, Karam al Yabal y de partes de Al Marye.

No obstante, SANA afirmó que las áreas conquistadas son Karam al Dada, Karam al Qataryi, Al Shaar, Al Marye y Al Sheij Lotfi.

La ONG añadió que el martes al menos once personas fallecieron, entre ellos tres menores, por el fuego de artillería de los efectivos gubernamentales contra el barrio de Al Zabdie y otras áreas del este.

El pasado 15 de noviembre, el Ejército y sus aliados iniciaron una ofensiva contra los opositores en Alepo, en la que han logrado arrebatar a los rebeldes más del 70 % del territorio que tenían en sus manos.

Una salida de los rebeldes de Alepo supondría una victoria para el régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, pues los rebeldes perderían así su principal bastión en Siria, y solamente conservarían el control de la vecina provincia de Idleb y de algunos sectores cerca de Damasco y en el sur.

 

PUB/IAM

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo