Pearl Harbour: el almirante japonés que planeó el ataque pero que no quería hacerlo

El ideólogo del ataque, el almirante japonés Isoroku Yamamoto, era un veterano de la Guerra Ruso Japonesa de principios del siglo XX. Vivió en Estados Unidos por varios años y estaba seguro de que era imposible que Japón les ganara una guerra.

Por publimetro
Pearl Harbour: el almirante japonés que planeó el ataque pero que no quería hacerlo

El 7 de diciembre de 1941, el Imperio del Japón atacó la base naval estadounidense de Pearl harbour, en Hawai, donde se encontraba la mayor parte de la flota de EEUU. El ataque, con el que Japón buscaba evitar la intervención de Estados Unidos en los ataques y las políticas expansionistas de los japoneses en las islas del Sudoeste del Pacífico, significó el ingreso formal de la potencia del norte en la Segunda Guerra Mundial.

El ideólogo del ataque, el almirante japonés Isoroku Yamamoto, era un veterano de la Guerra Ruso Japonesa de principios del siglo XX, donde resultó herido de un brazo y perdió tres dedos de esa mano. Con riesgo de perder el brazo por las heridas, decidió quedarse con él y hacerlo símbolo de su heroísmo. Destacó durante su carrera naval, y fue enviado a Estados Unidos para estudiar en Harvard. En sus viajes por ese país, se dio cuenta de que la modernización de la armada japonesa y de su rama aérea era más que necesaria. El proceso fue liderado por él mismo durante la década de los 30.

Asistió a la Conferencia Naval de Londres de 1930, donde quedó impresionado por las capacidades navales de Estados Unidos y del Reino Unido, por lo que se dedicó a que la Armanda del Japón estuviera a su altura. En 1936 fue nombrado viceministro de Marina, y en el cargo se opuso totalmente a la firma del Pacto Tripartito entre Japón, la Alemania Nazi y la Italia fascista, convencido de que las potencias occidentales los aplastarían.

Conocedor tanto de la cultura como del potencial militar estadounidense, Yamamoto ideó y planeó el ataque a Pearl Harbour entre septiembre y noviembre de 1941, aunque estaba convencido de que era casi imposible que Japón ganara una guerra contra Estados Unidos. Creía que una contienda de tal embergadura llevaría a su país a la pobreza y a la destrucción. Sin embargo, consideraba que era su deber aprovechar la más mínima oportunidad de victoria de su imperio, y el ataque a Pearl Harbour fue pensado para debilitar las posiciones estadounidenses en el Pacífico de tal forma que sólo les quedara negociar con Japón, cuyas pretensiones expansionistas eran evidentes.

Yamamoto mandó a construir una maqueta a escala de la base naval de Pearl Harbour, en la que fueron ensayados los movimientos de ataque. Una de las dificultades que tuvo que sortear fue la profundad de la bahía, que era de 12 metros, lo que hacía imposible el uso de torpedos. El equipo de Yamamoto ideó insertarles un alerón de madera a los torpedos, que estaban hechos para bajar hasta los 30 metros de profundidad, para que estos evitaran hundirse.

El plan de Yamamoto fue rechazado por el Estado Mayor de la Armada debido a era demasiado arriesgado y a que el costo de recursos navales era demasiado alto, pero Yamamoto ligó la aprobación del plan a su renuncia al cargo. Yamamoto era considerado uno de los mejores estrategas de la historia de la Armada Imperial, por lo que el 20 de octubre el Estado Mayor aprobó su plan de ataque.

El ataque se produjo en dos oleadas durante la mañana del 7 de diciembre de 1941.Esta dos primeras tenían como objetivo destruir los acorazados y buques de guerra más importantes de la Marina estadounidense, además de destruir bombarderos y hangares de la Aviación. Estaba programada una tercera oleada de ataques contra los depósitos de combustible, pero fue suspendido. Este error es considerado garrafal por historiadores, ya que eso habría obligado a Estados Unidos a proveer desde California, retrasando su recuperación en al menos un año.

A pesar de que EEUU perdió 8 buques de guerra, 9 fueron dañados, 188 aviones destruidos y otros 159 dañados, y perdió a más de 2400 soldados, los temores del almirante Yamamoto se hicieron realidad: en poco más de dos años, Estados Unidos derrotó a Japón, infringiéndole dos heridas profundas en Hiroshima y Nagasaki.

En abril de 1943, y luego del desastre de Midway, la batalla naval que dio el giro definitivo a la guerra entre Estados Unidos y el Japón, los servicios secretos interceptaron un mensaje japonés en el que se detallaba una visita de Yamamoto a sus tropas en las Islas Salomón. Una flotilla de aviones interceptó el vuelo en el que iba Yamamoto, derribándola y terminando con su vida.

PUB/FHA

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo