Trump eligió a un ex militar de línea dura para el control de la frontera

El presidente electo ofreció a John F. Kelly el Departamento de Seguridad Nacional, el cargo más importante para la gestión de la inmigración y las deportaciones, según reportaron varios medios.

Por AGENCIAS

El presidente electo, Donald Trump, ya habría tomado la decisión de nombrar al general retirado John Kelly, un veterano de Irak, al frente del Departamento de Seguridad Interior, de acuerdo con coincidentes reportes de prensa este miércoles.

De confirmarse este nombramiento, Kelly sería el tercer general  (junto con Michael Flynn, elegido consejero de Seguridad Nacional, y James Mattis, nominado para dirigir el Pentágono), en retiro efectivo en asumir cargos importantes en el gabinete de Trump o en su cuerpo de asesores más próximos.

Kelly, de 66 años, un ex jefe del Comando Sur estadounidense, fue también comandante de la Fuerza Multinacional en Irak, entre 2008 y 2009.

Había sido promovido a general en marzo de 2003, cuando se encontraba en Irak, y así se convirtió en el primer militar estadounidense en conseguir una promoción desde el campo de operaciones desde 1951.

Su hijo más joven resultó muerto en combate en Afganistán en 2010.

Kelly fue hasta enero pasado el jefe militar del Comando Sur, encargado de las operaciones militares en América del Sur y Central, donde se granjeó amistades en su trabajo de fortalecer alianzas en la lucha contra el narcotráfico y en respuesta a la inmigración indocumentada y los desastres naturales.

Si es confirmado por el Senado, el general retirado se convertiría en el responsable de un departamento encargado de hacer cumplir las leyes migratorias y controlar las fronteras, un tema que ha sido central durante la campaña de Trump, que ha prometido la construcción de un muro con la frontera mexicana y deportar a millones de indocumentados que residen en el país.

Antes de tomar las riendas del Comando Sur en noviembre de 2012, Kelly, con casi medio siglo en la Infantería de Marina, fue el comandante de las fuerzas estadounidenses en Irak durante 2008 y hasta comienzos de 2009.

Tras aquel despliegue, fue uno de los asesores más cercanos de los secretarios de Defensa Robert Gates y Leon Panetta.

Kelly nunca pidió públicamente el voto por Trump durante la campaña y es considerado un moderado, ya que fue la confianza y fue ascendido por la Administración del presidente Barack Obama.

Hasta el momento, Trump escogió al general retirado James Mattis como su futuro secretario de Defensa, y al también militar Michael Flynn como su Asesor de Seguridad Nacional.

PUB/IAM

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo