Marco Enríquez-Ominami: "Piñera es el rey de la mentira"

Marco Enríquez-Ominami vive momentos complicados. Pese a estar Imputado por el caso SQM y encontrarse en el fondo de las encuestas, el presidente del PRO no baja la guardia: asegura su inocencia y propone como medida de transparencia abrir sus gastos reservados de campaña junto a los de Bachelet.

Por sebastián Vedoya M.

Marco Enríquez-Ominami vive momentos complicados. Pese a estar Imputado por el caso SQM y encontrarse en el fondo de las encuestas, el presidente del PRO no baja la guardia: asegura su inocencia y propone como medida de transparencia abrir sus gastos reservados de campaña junto a los de Bachelet. En medio de este escenario, el candidato presidencial de los progresistas recibió a Publimetro. Con ganas de dar vuelta la página, avanzar en propuestas y cuestionar las promesas “incumplidas” de este gobierno. “La elección presidencial se decide en la recta final”, sentenció.

¿Cuáles cree son los principales errores que ha cometido la Presidenta Michelle Bachelet?
-Ella cometió sus propios errores, pero más graves son los errores que han cometido sus ministros. Ellos condujeron mal las reformas. Además, creo que es un gobierno que descuidó la economía, porque sin crecimiento no hay prosperidad porque no hay nada que distribuir.  

¿En qué ministros focalizaría las críticas?
 -En el Ministerio de Educación, y todos quienes ocuparon cargos allí le deben una respuesta al país. Las reformas que tenían 70% de popularidad hoy tienen 30, entonces, algo hiciste mal. Tuvieron todo: mayoría en ambas cámaras, controlaban intendentes y alcaldes. Prometieron gratuidad para enero de 2016 y en diciembre aún no pasa nada. Acabo de leer la Ley de Presupuesto y lo único que nos ofrecen son becas. No se cumplió la promesa y ese es el principal daño que hicieron a Bachelet sus ministros. Los apitutados del ministerio se comieron la reforma.

¿Qué haría con las reformas de este gobierno?
-Hay que ordenarlas, es algo muy complejo. En materia de impuestos creo que ya no hay espacio para una nueva reforma tributaria. Sí propongo agregar dos sectores en esta: uno, impuesto a la especulación del capital financiero. Dos, el gasto en armas. Que tengan una financiamiento quinquenal, pero no es posible Ley Reservada del Cobre.
“En educación hay que renovarlo todo. Hay que reacreditar las universidades. Yo propongo que las públicas sean gratuitas y las privadas no. La educación de infancia también se descuidó y en secundaria lo hicieron muy mal, lo explicaron peor, aunque la orientación era la correcta. Bachelet hizo ley para los colegios particulares subvencionados porque había más votos, pero dejó los municipales de lado”.

¿Cuál es su crítica con respecto al manejo económico del país?
-Yo les pido a las autoridades que dejen de leer las encuestas y lean las minutas, porque estaba escrito que el precio del cobre iba a bajar. Todo estaba mas o menos dicho. Se sabe que el ciclo económico de Chile dependía de la apertura económica de fines de los 80, la privatización del aparato productivo chileno, agotar el modelo exportador y restringir los deberes del Estado. Y si este no da educación ni previsión, no tiene deudas. Entonces, la fórmula se agotó 26 años después.

¿Qué opinión le merecen las descordinaciones ocurridas entre el gobierno y la Nueva Mayoría?
-Los que construyeron la Nueva Mayoría lo hicieron con trampa, lo hicieron por la encuestas. No porque creyeran que era bueno que los mundos socialcristiano y laico estuvieran juntos en torno a un programa. La encuesta Adimark armó la Nueva Mayoría. A Bachelet la usaron para la foto por las encuestas y ahora que ella está mal votan en contra. Ni cuando ocurrió el caso Caval renunciaron, porque las encuestas estaban buenas, pero bastó que los números bajaran para dejarla sola.

¿Cuál es su posición en la discusión por inmigración ilegal y deportación de extranjeros que delinquen?
-La propuesta es inconstitucional. Es demagogia porque hay casi un millón de chilenos fuera de Chile. Ahora, es evidente que si viene gente con antecedentes criminales impediría su ingreso. Hoy tenemos una ley de inmigración de 1975, entonces cuando Piñera, el rey de la mentira, pide una nueva ley es divertido, porque cuando fue presidente no lo hizo. Yo propongo una nueva ley y planificar la inmigración. La forma no es sacarlos a todos, hay que trabajar esto entre comunas. Que cada alcalde diga yo tengo esta política, pero hoy no tienen nada.

Ha propuesto una alianza de centro izquierda para vencer a Sebastián Piñera. ¿Con quién se ve más cercano, con la Nueva Mayoría o el Frente Amplio compuesto por Revolución Democrática y Movimiento Autónomo, entre otros?
-Me gustaría enfatizar una cosa. En el mundo entero está ganando la derecha con muy pocas excepciones. Es mejor reconocerlo para poder derrotarlos. Ahora hay que preguntarse qué está pasando con nuestras ideas que no son las más populares. Llamo a la unidad, todos juntos, la Nueva Mayoría y quienes construyen una alternativa de izquierda fuera del duopolio. Un detalle, ni el PRO ni yo hemos pedido entrar en ninguna coalición.

¿Pero existe cercanía con alguno de los dos sectores?
-El asunto no es un tema de cercanía. El tema es la economía y generar unidad en torno a ello. Con todos, sólo no puedo. El PRO, pese a los malos resultados para todos en las municipales, sigue siendo el partido más grande de los chicos y el mas chico de los grandes. Pero aún así, somos un partido que solo no va a llegar y hay que hacer alianzas con gente que tenemos diferencias importantes.

¿Qué le parece la disputa presidencial al interior de la Nueva Mayoría?
-Si fuera ex presidente y recibiera 20 millones de pesos al mes o fuera senador y recibiera 14 millones, me sentiría avergonzado de dar una entrevista para hablar de mí. Quiero recordar que Piñera y Lagos todos los meses reciben dinero, son pagados por nosotros. Así que le pediría a Lagos que ayude a Bachelet, y le pediría a Guillier que ayude a levantar la economía en el Senado, él es el líder, que ordene su coalición, las encuestas mandan.

 ¿Cómo levanta un candidato que tras encontrarse muy bien proyectado en las encuestas hoy está en el fondo?
-Aprendí algo, esto se decide en la recta final. Porque en la CEP de 2009 yo era el más popular y salí tercero. Quién tenía más rechazo, Piñera. Y quién ganó, él. O sea, con mucho respeto, las encuestas hay que leerlas, pero si fuera por encuestas hace mucho rato ya habría bajado todas mis posiciones. Si fuera por encuestas te diría que hay que echar a todos los inmigrantes. Doy una respuesta larga y técnica porque cuido mis convicciones.

¿Ha hablado que un sector de los medios de comunicación está en su contra?
-No me esperaba otra cosa del sector de El Mercurio si Agustín Edwards organizó el golpe financiado por la CIA y Miguel Enríquez mi padre lo denunció. Y cuando mi padre murió, Edwards humilló a mi familia. Edwards es un golpista vinculado a las peores acusaciones que se pueden hacer a un ser humano, y es dueño de la cadena El Mercurio de la cual pertenece las revistas Paula, Sábado, y es dueño de La Segunda y LUN. A mi se me acusa de algo falso, que es concertarse con otros para descontar 0,01% de impuestos en una empresa gigantesca, la minera no metálica más grande del mundo. Las acusaciones de Piñera: facturas forward a Penta; Magdalena Piñera, su hija, $500 millones en facturas falsas; Santiago Valdés, su administrador electoral, $500 millones de pesos en facturas falsas; Jaime de Aguirre, no lo digo yo lo dice él, ex director ejecutivo de Chilevisión, lo denuncia por obligarlo a hacer facturas falsas para pagar bonos; Exalmar, compró acciones de una pesquera peruana cuando Chile estaba perdiendo; los hijos son representantes de sus negocios fuera de Chile. Yo fui citado el primer día como imputado, él fue citado como testigo. Yo digo, eso se llama desigualdad de trato. No me quejo que me investiguen, pero veamos las cuentas de todos. Abramos las cuentas de todos.

El fiscal Guerra dice que existen los antecedentes suficientes para imputarlo. Por ejemplo, el testimonio de la secretaria de SQM y correos electrónicos que lo involucran.
-Yo sé lo que hice. El fiscal quiere dibujar las cosas para que ustedes las vean de un cierto modo. Pero para eso hay un tercer juez imparcial, que ya le explicó por televisión que él hace cosas fuera de la ley y por eso está sumariado y querellado. Eso mismo que dijo fue objetado por una jueza. Haz visto a un fiscal un día de elección en la portada de un diario disparando a un candidato, eso fue el día de la elección municipal. Se supone que él debería tener una duda razonable, pero él ya tiene certezas. El 4 de marzo mi abogado entregó apertura de cuentas, estamos en diciembre, aún no las han abierto. Pero ya el daño está hecho. En 240 días no han abierto mis cuentas, por qué ¿no alcanzó el tiempo? Pero para dar una entrevista el día de la elección tiempo hubo.

Sin embargo, el Fiscal Guerra ha señalado que requiere una apertura total de sus cuentas, no parcial.
-No es cierto, ellos están investigando si recibí financiamiento de una empresa, eso tuvieron. Yo tengo la sospecha que hay intereses extrajudiciales. Todo es invento, la acusación es que me junté con Christian Warner para defraudar al fisco. Todo el resto es chimuchina, una sumatoria de argumentos para demoler a quien se encontraba primero en las encuestas.Todo lo demás es una estrategia de muchos adversarios. Cuando los diputados de Piñera van a Brasil se pagan un pasaje para investigar lo del avión, por qué no van a Argentina a interrogar al fiscal que acusa a Piñera de coimero. Por qué no van a Perú y preguntan a un fiscal peruano si las acciones Piñera las compró antes o después del resultado de la Haya. Estaban metidos los hijos, pero para eso no hay tiempo, para ir a Brasil si hay tiempo. Esto es política y es sin llorar.

Asumió haber recibido financiamiento de múltiples empresas, incluida SQM. ¿Cuán díscolo fue realmente si termino haciendo lo mismo que la clase política a la que criticaba?
-Al igual que Boric y Jackson que fueron electos por el binominal. Respetar las leyes, así de díscolo. Yo propuse una ley para que el financiamiento fuera público, nadie dijo nada. Yo protesté por el financiamiento de las empresas, tampoco dijeron nada. Tan díscolo fui que dije que sería transparente. Pero voy a redoblar la apuesta de mis críticos. Por qué no abrimos los gastos reservados de Bachelet. Ella recibió 2.500 millones de pesos en gastos reservados, Evelyn Matthei 1.700 y yo 300. Yo propongo, hagan votar rápido una ley y sabremos cuánto recibió Bachelet y quién le pagó. Lo divertido es que nadie responde. Abramos todas las platas, yo estoy disponible. Y te hago una apuesta, de mí vas a descubrir que pese a cualquier empresa que me haya depositado, mis posiciones están ahí. EstatIzar SQM, impuesto a los bancos, no a la Ley de Pesca.

¿Cómo se le asegura a la ciudadanía que quienes financiaron su campaña no terminarían beneficiados durante un presunto mandato?
-Mi programa de gobierno está escrito. Te cuento que decía el documento de la Nueva Mayoría sobre el litio, nada. Qué decía este gobierno y la derecha sobre los bancos, nada. Yo si lo mencioné en las campañas de 2009 y 2013, esa es la garantía. Lean las leyes que presenté como diputado. Vean si guardé silencio sobre alguna controversia: papel confort, colusión, las eléctricas, etc. Búscame alguna relación impropia, por favor búscala. Y busquen cuando guardé silencio. Porque ese es otro truco, que no hablo. Te puedo decir que la Nueva Mayoría y la derecha están cooptadas. Y lo puedo demostrar: Ley de Pesca, no metieron a los bancos a la reforma tributaria, y comenzamos a descubrir. Como pasó con los particulares subvencionados, que descubrimos que un partido era dueño de los colegios. Pero no, la clase política dijo: a Marco me lo llevo puesto, y lo lograron. Y todas las propuestas que hago no se escuchan, porque ya hay un juicio. Así que mi oportunidad es la justicia, que es un imparcial.

¿Por qué negó en su momento que la empresa brasileña OAS le había cedido la avioneta?
-Yo no veía las platas de campaña ni a los proveedores. Crees que Bachelet y Matthei sabían sobre las cuentas de campaña. Todo el mundo dice que Bachelet estaba muy ocupada, bueno, yo también era candidato. No veía proveedores, lo he dicho públicamente. Piñera no sabe nada de los hijos, Bachelet no sabe nada de los hijos, pero yo sé todo. Mis hijas te doy la palabra que no tienen facturas. Pero los otros tienen a los hijos con facturas, esta es la locura total. Me subí a millones de camionetas y caravanas durante la campaña. Pero yo no sé si esa camioneta se pagó. A Matthei le prestó un avión una minera y ella no sabía nada. En un país donde su sector se opone al royalty. Huele a raro.

Se le ha criticado por relacionarse con una empresa cuestionada internacionalmente e involucrada en graves casos de corrupción como OAS. ¿Cómo responde a ello?
-Un líder político se reúne con medio mundo. Sindicatos, dirigentes estudiantiles, entré al CEP, Sofofa, CPC, empresas hipercuestionadas. Ayer estuve en Cerro Navia, hoy Quinta Normal.

Pero no todo el mundo cede una avioneta para campaña.
-Una pregunta, quién le dio el puente de Chiloé a esta empresa, Sebastián Piñera. Entonces, parece que era una empresa seria, supongo. Yo no vi ningún político objetándolo cuando se le adjudicó la licitación. Esa empresa está en proceso de defensa y tendré que presumir su inocencia. Yo presumo inocente a todo el mundo, incluso a Piñera. Hasta que se compruebe lo contrario, pero a mí ya se me aplicó juicio. Todas las explicaciones que doy no son suficientes.

PUB/NL

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo