Jacqueline van Rysselberghe es electa como nueva presidenta de la UDI

La Senadora resultó electa con el 62,4% de los votos, mientras que su contender, Jaime Bellolio, solo obtuvo el 37,6% de las preferencias (2.560). La nueva presidenta de la Unión Demócrata Independiente asumirá el cargo en reemplazo de Hernán Larraín.

Por Consuelo Rehbein
Jacqueline van Rysselberghe es electa como nueva presidenta de la UDI

Por primera vez en su historia, el partido de la Unión Demócrata Independiente (UDI) eligió a su directiva nacional bajo el sistema de “un militante, un voto”. Anteriormente la directiva del partido se definía a través de votación del Consejo General, compuesto por alrededor de 800 militantes. Pero esta no fue la única novedad en el proceso de la elección interna del gremialismo. En esta oportunidad, pusieron en funcionamiento un sistema de voto electrónico.

¿Cómo funcionó el sistema de votación?

Según la UDI el uso del voto electrónico buscaba simplificar el proceso. “Nuestro objetivo es simplificar el procedimiento de sufragio, tener resultados en línea y asegurar la transparencia absoluta de nuestros comicios, contando con tecnología aplicada en alguna de las democracias más sólidas y estables del mundo”, declararon desde el gremialismo. En el proceso, además de la directiva nacional, fueron elegidas las directivas provinciales, las directivas regionales y los consejeros regionales. 

En diferencia al sistema anterior, donde sólo votaba el Consejo General, con la nueva modalidad de “un militante, un voto”, participaron 6.828 militantes, de un universo total de 72.000 personas que estaban habilitadas para votar. Para ejercer su derecho a sufragio, los militantes debían concurrir al punto de votación habilitado en su respectivo territorio electoral y su afiliación al partido debía tener al menos 90 días, es decir, debió ser inscrita a más tardar el día lunes 12 de septiembre de 2016. 

Problemas

El nuevo sistema de votación electrónica era presencial. Esto quiere decir que quienes participaron, debían asistir físicamente al lugar de votación y de ahí ingresar al computador correspondiente para realizar su voto. Su identidad era comprobada ingresando el número de serie o documento de su carnet de identidad vigente, originalmente se les iba a otorgar un código de verificación. Sin embargo, el sistema presentó problemas técnicos, lo que generó gran preocupación ante una posible suspensión del proceso. A pesar de esta situación, la falla técnica comenzó a solucionarse paulatinamente.

Finalmente, el proceso que debía desarrollarse entre las 9:00 y 18:00 horas, se extendió un poco más debido a estas fallas técnicas. En un comienzo, se calculaba que debían votar unos 72.000 afiliados en 161 locales de votación en todo Chile. La participación final distó bastante de esa cifra, contando con tan solo 6.828 militantes, lo que representa a poco más del 10% de los militantes habilitdos para sufragar. Sin embargo, los cálculos más optimistas estimaban que votarían 10.000 militantes aproximadamente.

Resultados

Los resultados de la elección fueron dados a conocer pasadas las 19:00 hrs., por el actual líder de la Unión Demócrata Independiente, el senador Hernán Larraín, quien junto al encargado electoral, Jorge Alessandri, ingresaron la “llave electrónica”, para obtener los resultados de forma automática.

Finalmente, la senadora Jacqueline van Rysselberghe ganó las elecciones de la UDI, superando al diputado Jaime Bellolio. De acuerdo a los datos entregados por Hernán Larraín, la senadora por la Región del Biobío obtuvo 62,4% de los votos (4.245 sufragios), mientras que Bellolio sólo alcanzó el 37,6% de las preferencias (2.560 votos). Van Rysselberghe asumirá el cargo el 7 de enero, reemplazando al actual presidente de la Unión Demócrata Independiente, Hernán Larraín. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo