Columna de Lily Pérez: "El tiempo de nuestras ideas; una batalla épica"

Por

En estos tiempos nos veremos enfrentados a una batalla épica. Ha llegado la hora de nuestras ideas. 
Las ideas de aquellos que creemos en la moderación, en la sensatez, en el sentido común. De aquellos que creemos en las ideas de la libertad. Libertad para emprender, para votar, para vivir, para desarrollarnos y alcanzar la felicidad.

Quienes creemos en estas ideas estamos para a rebatir con fuerza a la hipocresía y el cinismo de algunos que se autodenominan progresistas. Vamos a rebatir con fuerza a aquellos que se creen dueños de la verdad absoluta y se autodenominan los guardianes de la moral.

Se viene un año crucial. Un año de muchas victorias. Derrotaremos a aquellos que hablan mal de la política pero que viven sin pudor de ella. A aquellos que creen tener el monopolio de la cultura. A aquellos que creen que tener el patrimonio del resguardo de los derechos humanos. A aquellos que creen que el respeto a las víctimas debe ser el mismo que a quienes cometen delitos. A aquellos que piensan que sólo los alumnos tienen derechos, pero no sus maestros. A aquellos que creen que solo quienes protestan encapuchados tienen derechos y no los policías que resguardan el bien público. 

Iremos de frente, como siempre. Enfrentaremos este mundo donde muchos quieren gozar sin esforzarse, sin responsabilidades, sin admiración sin emoción. Enfrentaremos a aquellos que creen que el respeto no debe existir y que hacen alarde de no tener filtro ni consideración por lo ajeno, a aquellos que creen que la libertad de expresión les da espacio para agredir insultar incitar al odio y discriminar.

Enfrentaremos a aquellos que creen que no existe nada ni nadie sagrado. Ni los niños, ni los adultos mayores, ni las mujeres.  Enfrentaremos a aquellos que hablan de moral y ética pero no la practican. 
Desafiaremos a aquellos que hablan de los derechos de nuestros trabajadores pero que no tienen escrúpulos en impulsar pensiones millonarias para unos pocos elegidos. 

A esos que enfrentaremos, les gusta el poder. Necesitan poder para servirse en cargos y hacer engordar el Estado. Nosotros no lo negaremos, también queremos llegar al poder, pero llegaremos para hacer un mejor país.

Este es nuestro relato épico, nuestro compromiso irrenunciable, intransable. Defenderemos el trabajo bien hecho. El amor al trabajo. Defenderemos el buen uso de los recursos públicos. Cuidaremos el buen uso de los impuestos de las personas.  Defenderemos los derechos de las personas, pero también promoveremos sus deberes. Defenderemos con todo la Libertad. Si esa Libertad con mayúscula. Aquella que impulsa el emprendimiento. Aquella libertad que impulsa el amor a las familias aquella que aspira al desarrollo de los seres humanos como personas integrales.   

Esta es nuestra misión. Esto es Amplitud. Este es nuestro desafío.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro