¿Por qué Japón y Rusia siguen en guerra?

lLas dos potencias se disputan cuatro islotes en el Pacífico Occidental desde hace más de seis décadas.

Por PUBLIMETRO

La Segunda Guerra Mundial todavía no ha acabado para Japón y Rusia, al menos, técnicamente.

Y es que las dos potencias aún no han firmado su tratado de no agresión tras la rendición japonesa el 15 de agosto de 1945. La razón, es la disputa que aún se mantiene sobre  las islas Kuriles que Rusia aún mantiene bajo su control, y que Japón reclama como propias.

Son, en concreto, cuatro islas del Pacífico: Iturup, Kunashir, Shicotán y Jabomai.

La disputa por este archipiélago se remonta al tratado de San Petersburgo (1875), cuando el Imperio Japonés obtuvo la concesión de este territorio a cambio de ceder a su vecino ruso la isla Sajalín (noreste). Posteriormente, la Unión Soviética de Iósif Stalin ocupó las islas durante la Segunda Guerra Mundial y consumó su adhesión con el tratado de San Francisco, en 1951.

Desde el inicio de las conversaciones sobre este conflicto, en la Declaración Conjunta de 1956 en Moscú, han tenido lugar varias reuniones entre mandatarios de estas dos naciones que, hasta la fecha, no han conseguido encontrar una solución definitiva.

Hasta ahora, los dos países han tenido enfoques contrapuestos sobre la resolución del problema, aunque en la política de la URSS y posteriormente de Rusia ha habido momentos de mayor flexibilidad (con Nikita Jruschov en la URSS y con Boris Yeltsin en Rusia).

Japón considera la devolución de las Kuriles como condición previa para invertir a fondo en la economía rusa y en el desarrollo de Siberia. Rusia, por su parte, mantiene la prioridad de cooperar en el sector económico y humanitario antes de negociar sobre el futuro de las islas.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, llamó este sábado al presidente ruso, Vladimir Putin, a “poner fin a 70 años de tensiones entre ambos países, que se remontan a la Segunda Guerra Mundial, y a iniciar una “nueva era”.

“El hecho de que Japón y Rusia, dos países vecinos con un potencial ilimitado no hayan concluido todavía un tratado de paz, solo puede ser calificado como anormal”, declaró Abe en un Foro Económico del Este, que se celebra en Vladivostok (Extremo Oriente ruso).

“Pongamos fin a esta situación anormal que ha durado 70 años y comencemos a construir juntos una nueva era” en las relaciones entre Rusia y China, pidió.

Las islas Kuriles

El archipiélago, compuesto por 56 islas, está ubicado en la parte más oriental de Rusia, separando el mar de Ojotsk y el océano Pacífico. Al norte limita con la península de Kamchatka, al sur forma parte de la frontera con Japón. Las islas del sur se encuentran solo a un par de decenas de kilómetros de la isla japonesa de Hokkaido.

Según los datos oficiales, la población está cifrada en unas 18.000 personas.

El nombre del archipiélago proviene del idioma ainu —la lengua del pueblo aborigen de las islas— de la palabra ‘kuru’ que significa ‘hombre’. De allí provino el segundo nombre para los ainu —los kuriles— y luego el nombre de las islas.

Los siglos XVII y XVIII señalaron el punto de inflexión en la historia de las Kuriles. En este período los primeros exploradores rusos y japoneses entraron en esas tierras. Pese a la resistencia y la oposición del pueblo autóctono, en el siglo XIX las islas acabaron dentro de dos imperios: el ruso y el japonés. La zona fue objeto de tensión entre los dos estados ya que ambos pretendían establecer su control sobre todo el archipiélago.

 

 

 

PUB/IAM

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo