Banco Central rebaja proyección de crecimiento para 2017

Por
Foto: AgenciaUno.
Banco Central rebaja proyección de crecimiento para 2017

 

Correción a la baja. Eso es lo que revela el último Informe de Política Monetaria del año (IPoM), donde el Banco Central redujo la estimación de crecimiento para 2017 desde el rango 1,75 – 2,75% de septiembre al 1,5 – 2,5%. A su vez, fijó que este año, la economía chilena se expandirá un 1,5%.

 

El Informe fue presentado este lunes por el presidente del organismo, Mario Marcel, ante la Comisión de Hacienda del Senado junto con el Informe de Estabilidad Financiera (IEF), en una sesión realizada en Santiago.

 

“Para el año 2017, la menor velocidad inicial, en un contexto de mayores riesgos y niveles de confianza que siguen siendo marcadamente pesimistas, hacen prever que la actividad demorará algo más en lograr tasas de crecimiento cercanas a su potencial”, dice el documento.

Eso sí, se destaca que el sector minero no repetirá las importantes caídas de los años anteriores y  la inversión mostrará un aumento después de tres años seguidos de caídas anuales. “El efecto de estos cambios será más evidente en la segunda mitad del año”, se menciona.

 

El Banco Central estima que la economía retomará tasas de expansión cercanas al potencial hacia fines del año 2017, aunque este proceso ocurrirá algo más lento de lo que se había previsto en septiembre.

 

 

Inflación a la baja 

 

El informe del ente emisor subraya la importante reducción de la inflación de tendencia explicada por distintos elementos, como la trayectoria del tipo de cambio que seguirá contribuyendo a la reducción de la inflación de bienes importados. Eso sí, se estima que el costo de la energía y de alimentos aumente.

 

De esta manera, el Central estimó que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) de este año se sitúe en un 3,8%, bajando al 2,7% en 2017.

 

Respecto de la Tasa de Política Monetaria (TPM), el escenario base del informe utiliza como supuesto de trabajo que seguirá una trayectoria comparable con la que incorporan distintas medidas de expectativas. Esto involucra la posibilidad de recortes en la tasa en la medida que se confirmen las proyecciones del escenario establecido por el Consejo del organismo en su comunicado de la última reunión.

 

“Los eventuales ajustes en la TPM serán contingentes a los efectos de la nueva información sobre la dinámica proyectada de la inflación”, se sostiene.

 

 

Brexit y Trump: la cuota de incertidumbre en materia internacional

Respecto del clima externo que enfrentará la economía chilena el próximo año, el principal acontecimiento destacado por el informe es la elección en Estados Unidos, considerando que este evento abrió una serie de preguntas sobre el devenir del panorama económico mundial.

 

Agrega que se consolidó la expectativa de que la Reserva Federal (FED) aumentara nuevamente su tasa, decisión que se concretó con posterioridad al cierre estadístico del IPoM. También dice que las cifras de actividad e inflación en otras economías desarrolladas apuntan a una incipiente recuperación, mientras que en el mundo emergente, el crecimiento de China no presenta cambios y en América Latina hay heterogeneidad. Eso sí, se advierte que las condiciones para los países emergentes se han apretado.

 

En esa línea, se resalta que los eventos del último tiempo han ampliado los riesgos, poniendo como principal foco la incertidumbre sobre la dirección de los impactos, el monto y la temporalidad que podría tener el anunciado paquete fiscal que adoptará la nueva administración estadounidense a cargo de Donald Trump.

 

También hace notar las dudas sobre la salud de parte de la banca europea, la forma como el Reino Unido abandonará la Unión Europea y los varios procesos eleccionarios que habrá en economías importantes de Europa.

En América Latina, los riesgos apuntan a economías que aún requieren ajustes y otras que están en proceso de cambios que podrían generar turbulencias.

 

En cuanto a las condiciones internas, el Banco Central sostiene que los riesgos están en que no puede descartarse que la convergencia de la inflación a 3% tome algo más de tiempo y que la evolución del peso continuará sujeta a altos grados de incertidumbre, lo que podría afectar la inflación en el corto plazo en una u otra dirección.

 

Respecto de la actividad, el informe señala que las cifras más recientes (como el bajo Imacec de octubre) ponen una nota de cautela.

 

Una mejor perspectiva tiene el cobre, ya que el informe tiene una estimación de precio de US$2,35 por libra en 2017 y US$2,40 para el 2018, mejor que los US$2,25 y los US$2,30 calculados en septiembre pasado.

 

En tanto, se estima que el petróleo alcance un precio de 55 dólares el barril para los años 2017 y 2018.

 

 

 

 

 

DP/PCP

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo