Rusia envió a Turquía un grupo especial para investigar el asesinato del embajador ruso

Por AGENCIAS
Rusia envió a Turquía un grupo especial para investigar el asesinato del embajador ruso

El asesinato del embajador ruso en Turquía, interpretado por ambas partes como una “provocación” para socavar sus relaciones apenas restablecidas, probablemente no creará una nueva crisis entre dos países socios que buscan superar sus divergencias sobre el conflicto sirio.

Las imágenes escalofriantes transmitidas en directo de la muerte de Andrei Karlov suscitaron un paralelo con el asesinato en junio de 1914 en Sarajevo del archiduque Francisco Fernando, que a través del mecanismo de las alianzas precipitó la Primera Guerra Mundial. Pero esta comparación perdió sentido rápidamente puesto que Rusia y Turquía, a pesar de ser rivales en Siria, manifestaron inmediatamente su voluntad de apaciguamiento. 

En las primeras horas de la noche del lunes tras el asesinato de Karlov, abatido a balazos por un policía turco en Ankara, el presidente Recep Tayyip Erdogan telefoneó a su homólogo ruso Vladimir Putin.

 

De paso, el jefe de Estado ruso anunció, con el acuerdo turco, el envío de investigadores a Ankara para intentar identificar a los instigadores del asesinato. El Ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, informó  que se acordó una investigación conjunta con Turquía para descubrir quién está detrás del asesinato del embajador Andréi Kárlov. Estos dieciocho investigadores rusos, agentes de los servicios secretos y diplomáticos, llegaron el martes a la capital turca.

Por su parte, Vladímir Putin, advirtió anoche de que “la respuesta al asesinato del embajador ruso en Turquía será el reforzamiento de la lucha contra el terrorismo. Y los bandidos lo sentirán en sus propias carnes”.

En este sentido, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, explicaba este martes “que la única cosa razonable para hacer” por parte de Moscú y Ankara es “estar aún más cercanos y eficaces en la cooperación contra los que están detrás de esta provocación”. La víspera, la diplomacia turca ya había afirmado que haría todo lo posible por preservar la amistad entre ambos países.

Rusia decidió seguir hoy adelante con las consultas a tres bandas con Turquía e Irán para normalizar la situación en la ciudad siria de Alepo y abordar un posible alto el fuego en todo el país árabe.

 

PUB/IAM

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo