Familia que había llegado hace 15 minutos a Achao vivió terremoto a metros de la playa

Por Sandra Quevedo

Quince minutos antes que se produjera el sismo de intensidad de 7,6 Richter con epicentro a 67 kilómetros de Noroeste de Melinka, la familia Ortúzar Mena llegó a Achao en la Isla Grande de Chiloé, una de las zonas que se vio más afectada por el terremoto. 


Luego de haber visitado la iglesia de Achao, se dirigieron en su automóvil hacia la playa para disfrutar del lugar en el día de Navidad, panorama que tenían programado para visitar a unos amigos de la zona, cuando sintieron el sismo que trajo como consecuencia cortes de camino y caída de luminaria. 

“Aprovechamos de pasar a la iglesia y de ahí nos fuimos por la orilla de la playa y mi señora comenzó a gritar que el auto saltaba y pensó que se nos había reventado un neumático, pero miramos que todos los postes de la luz se movían y las personas corrían”, cuenta a Publimetro Raúl Ortúzar. 

Los cuatro integrantes de la familia oriunda de Curicó decidieron dirigirse hacia el sector alto de Achao para tomar resguardo ante la alerta de tsunami que se generó en el momento de parte de la Onemi. 

“Subimos altiro, porque fue súper fuerte y horroroso, la gente estaba corriendo, se cayeron las luminarias, se dieron vuelta los contenedores de basura, por eso lo más seguro es un lugar alto”, señaló Cristina Mena. 

Luego de unas horas del terremoto, la familia Ortúzar Mena estaba evaluando el regreso hacia el hotel que tenían reservado en Castro o quedarse en el sector.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo