Columna de Joel Poblete: "Gilda", "Loca alegría" y "Pasajeros", últimos estrenos de 2016

Por joel poblete

Dentro de la cartelera para estos últimos días del año llaman la atención tres estrenos muy distintos entre sí. De partida, la segunda película argentina más exitosa del año, que convocó a casi un millón de espectadores y se convirtió en un verdadero fenómeno: “Gilda, no me arrepiento de este amor”, revisión fílmica de la vida de la popular cantante y compositora transandina de cumbia, de cuya trágica muerte en un accidente se cumplieron precisamente dos décadas en este 2016.

Luego de dos interesantes trabajos previos en el género documental, la realizadora Lorena Muñoz se desenvuelve muy bien en esta primera incursión en la ficción: aunque la forma en que desarrolla la historia es convencional y hasta cierto punto esquemática, está muy bien filmada, con sensibilidad y buenos detalles visuales, y a pesar que se puede echar de menos mayor profundidad, matices y desarrollo en los personajes, la actuación protagónica de la talentosa Natalia Oreiro es tan lograda que el resultado general termina funcionando muy bien.

No es necesario ser fan de la cantante o su estilo musical para apreciar esta producción, aún más considerando que en Latinoamérica no abundan los títulos basados en estrellas reales de la música popular.

Por otro lado, “Loca alegría” es el más reciente largometraje de Paolo Virzi, quien a lo largo de las últimas dos décadas ha logrado convertirse en uno de los directores más exitosos del cine italiano, gracias a cintas como “Caterina va in città”, “La prima cosa bella” y “El capital humano”, su trabajo anterior, que también se exhibió este 2016 en Chile.

Estrenada mundialmente este año en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes, esta desbordada suerte de alocada tragicomedia ambientada en bellas locaciones de la Toscana mantiene el interés y sorprende constantemente al espectador, y algunos de sus excesos y clichés quedan en segundo plano gracias a la energía y emoción que aportan sus dos estupendas actrices protagónicas, Valeria Bruni Tedeschi y Micaela Ramazzotti. Una buena combinación de elementos.  

Desafortunadamente no ocurre lo mismo con “Pasajeros”, la nueva película del noruego Morten Tyldum, quien hace dos años fuera nominado al Oscar a la mejor dirección por “El código Enigma”.

Considerando que en ese filme dejó una buena impresión por su puesta en escena, sentido narrativo y capacidad como director de actores, en esta ocasión además debería haber tenido mucho a su favor: una atractiva historia de ciencia ficción con alcances humanistas, buenos efectos especiales y dirección de arte y una pareja de protagonistas integrada por dos de las figuras del momento en Hollywood, Chris Pratt y Jennifer Lawrence.

Sin embargo, el resultado deja mucho que desear, y si bien no alcanza a ser un fiasco y se deja ver si se tiene algo de benevolencia, se alarga más de lo necesario, su trama y personajes tienen escaso espesor argumental, los actores parecen conformarse apenas con lucir su atractivo físico, y su historia de amor es predecible y monótona.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo