Columna de Claudio Orrego: Fin de año en paz y tranquilidad

Por claudio orrego

Las fiestas de fin de año son en esencia fechas de jolgorio, celebración y alegría. Se recuerda el año que se va y se comparten buenos deseos para el que se avecina. Pero siempre está latente la posibilidad de que un hecho inesperado quiebre lo que debe ser una jornada de paz y tranquilidad. Por eso, como Intendencia Metropolitana desplegamos en estas fechas un amplio plan que permita prever situaciones de riesgo y asegurar la tranquilidad en los festejos.

Entre dichas medidas, destaca el establecimiento desde 2015 de un “semáforo” para eventos masivos, que permite ir viendo paso a paso la evolución en la presentación de antecedentes para realizar fiestas y/o espectáculos masivos, donde cada solicitud debe ir cumpliendo una serie de requisitos que piden la Intendencia Metropolitana, las autoridades sanitarias, el seremi de Transportes, la Superintendencia de Electricidad y Combustibles y Carabineros.

Se trata, sin duda, de un salto cualitativo en un proceso en que no se puede improvisar y que debe ser estrictísimo en cuanto a su cumplimiento y transparencia, por lo que considera llamados públicos a ponerse al día que se realizan 15, 10 y 5 días antes del evento.

Esto nos ha permitido acelerar procesos y, a tres días de la realización de estas fiestas, decir con orgullo que los 13 eventos masivos para los que se solicitó autorización, tienen luz verde para realizar sus espectáculos.

También cabe destacar el reforzamiento policial en la ciudad y particularmente en los lugares donde se concentrarán las grandes fiestas de fin de año, incluyendo la más tradicional de la región, la de la Torre Entel. Para quienes asistan a esa fiesta se recomienda que utilicen transporte público, especialmente Metro, ya que no se permitirá la circulación de automóviles particulares en buena parte del centro de la capital hasta el término de los fuegos artificiales y tras el despeje de la calle.

Además, queremos que la gente sea consciente con la limpieza de la ciudad, practicando la responsabilidad cívica. No es necesario romper botellas ni lanzar todo tipo de desperdicios en la calle, convirtiéndolas en chiqueros.

Y, lo más importante, si conduce, no beba. Habrá controles en las calles de Santiago para evitar que algún irresponsable ponga en riesgo su vida y la de los demás.

Hemos tomado medidas, pero sabemos que ninguna es ciento por ciento efectiva sin la colaboración de la propia ciudadanía. Por eso llamamos a todos a informarse antes de salir de sus hogares y a ser cuidadosos y actuar con responsabilidad en estas fiestas. No queremos lamentar hechos que pueden ser totalmente evitables.

Las opiniones expresadas aquí no son responsabilidad de Publimetro

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo