Liberado el tunecino detenido el miércoles por el atentado de Berlín

Por AFP
Liberado el tunecino detenido el miércoles por el atentado de Berlín

 

Las investigaciones mostraron que ese individuo “no era el posible contacto de Anis Amri”, el tunecino de 24 años al que las autoridades alemanas atribuyen el atentado en el que murieron 12 personas, el 19 de diciembre, en un mercado navideño de Berlín, indicó la misma fuente.

Por otro lado, el diario Süddeutsche Zeitung afirma este jueves que el centro alemán de lucha antiterrorista estudió el caso de Anis Amri en numerosas ocasiones en 2016, pero consideró poco probable que cometiera un ataque.

El periódico desvela el contenido de los informes del centro antiterrorista, el último de los cuales fue redactado el 14 de diciembre, esto es, cinco días antes del ataque.

Según el medio, las autoridades sabían que Amri, abatido el viernes en Italia, mantenía vínculos estrechos con los círculos yihadistas alemanes y que la policía de Dortmund lo había definido como “partidario [del grupo] Estado Islámico” (EI).

Los investigadores también eran conscientes de que el tunecino había buscado en internet la manera de fabricar bombas y que había propuesto sus servicios como kamikaze, probablemente a un miembro del EI.

Los expertos del centro antiterrorista establecieron, asimismo, que Amri tenía ocho identidades conocidas, circulaba libre y constantemente por el territorio alemán y acudía a una escuela islámica de Dortmund, sospechosa de preparar a quienes desean unirse al EI en Siria e Irak.

Pese a todos esos indicios, el centro antiterrorista atribuyó al tunecino el nivel 5 de peligrosidad en una escala del 1 al 8, lo que significa, según el Süddeutsche Zeitung, que “un acto de violencia es poco probable”.

En su informe del 14 de diciembre, los expertos antiterroristas destacaban que Amri tenía “una experiencia [del funcionamiento] de la policía” poco habitual, incluso para un islamista radical. Y aun así, habían perdido su rastro en noviembre.

Las autoridades alemanas admitieron poco después del atentado que la policía había vigilado a Amri entre febrero y septiembre porque sospechaba que estaba preparando un atentado.

El tunecino entró en el mercado navideño con un camión robado, a cuyo conductor asesinó, y luego atropelló a la muchedumbre, causando 11 muertos adicionales y unos 50 heridos.

 

PUB/IAM

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo