Ezzati y balance del año de la iglesia: "No es un país reconciliado"

Por aton
Ezzati y balance del año de la iglesia:

El arzobispo de Santiago, cardenal Ricardo Ezzati, realizó el balance anual de la Iglesia chilena en 2016. En su cuenta, la autoridad eclesiástica remarcó como uno de los hechos más importantes el acto de perdón que realizaron 10 reclusos de Punta Peuco, condenados por crímenes de lesa humanidad durante la dictadura.

En dicho contexto, Ezzati indicó que “el perdón implica gratuidad, y la gratuidad es solamente un gesto del corazón humano, de personas que ponen al amor como ley suprema de la vida, como Jesús enseñó en el Evangelio”.

En este sentido, el cardenal aclaró que la iglesia no ha hecho una petición formal de indulto para aquellos militares que cumplen condena y tienen graves problemas de salud, sin embargo, sostuvo que “simplemente se ha pedido que se reconociera lo que la ley reconoce y eso son los casos de la pérdida de la conciencia y los casos de enfermedades incurables, inviables y terminales”.

“La mentalidad que vamos creando lastimosamente no es de un país reconciliado, sino de un país que busca venganza, vuelvo a decir, de acuerdo con lo que la ley establece. Nosotros no hemos pedido impunidad o que vaya más allá de lo que está establecido en la ley”, indicó.

En su balance, Ezzati también destacó que “estamos haciendo un proceso de transparencia cuanto a ingresos y gastos”. En ese aspecto, el obispo auxiliar Fernando Ramos agregó que “para el año 2015 el presupuesto del Arzobispado fue de 10 mil millones de pesos y más o menos eso se gastó”.

“Eso corresponde a 9.100 acciones que se llevaron a cabo. Cada una tiene un costo, desde una reunión hasta peregrinaciones a Auco en las cuales van más de 80 mil personas. Además, nosotros hemos recibido en cada cierto tiempo paquetes accionarios por herencia o donaciones”, agregó Ramos.

Finalmente, Ezzati se refirió a su continuidad como arzobispo de Santiago, ya que el siete de enero cumple los 75 años, edad en que el derecho canónico obliga a las autoridades eclesiásticas a presentar su renuncia frente al Santo Padre, en este caso el papa Francisco.

“Voy a cumplir 75 años el próximo 7 de enero, por consiguiente, esa es la fecha en la que se ruega presentar la carta al santo padre. Me he anticipado en un mes y el 8 de diciembre le dije al santo padre que todo está en sus manos, el resto no depende de mí y de ninguna presión de nadie. El Papa es libre y soberano de elegir cuándo quiera y quién quiera de arzobispo de Santiago”, finalizó.

PUB/NL

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo