Arzobispo argentino: “la pedofilia y los femicidios son culpa del divorcio”

Por publimetro
[gallery link="file" ids="4897204,4897205"]

El arzobispo de La Plata en Argentina, monseñor Héctor Aguer, realizó polémicas declaraciones sobre casos de femicidio, el aborto y la homosexualidad al programa de radio  de diversidad sexual "No se puede vivir del amor" emitido en la radio bonaerense La Once Diez.

Sobre los casos de femicidio que han estremecido al mundo, aseguró que “la racha de los nuevos femicidios tiene que ver con la desaparición del matrimonio. El matrimonio dignificaba a la mujer, la ponía en un lugar de igualdad con el hombre”. 

Respecto a la pedofilia, explicó que “todo eso tiene que ver con la disolución del vínculo familiar que estaba fundado en el matrimonio indisoluble. (…) Cuando lo comete un cura es infinitamente peor”.

En cuanto a la diversidad sexual al interior de la iglesia, expresó que "Un sacerdote homosexual nunca debe ordenarse. Si el penitente confiesa su homosexualidad, cree que es un pecado y se arrepiente, es absuelto, pero si no se arrepiente no puede recibir la absolución”.

“El periodismo tergiversa continuamente las posiciones de la iglesia. Nadie es amigo o enemigo de los gays, hay una doctrina de la Iglesia sobre eso, que la respeta tanto Bergoglio como yo. Y esa doctrina no se cambió: está y estará. En la historia de la Iglesia hay continuidad y renovación. Ahora, la renovación se da sin alterar en absoluto la verdad revelada en la Sagrada Escritura”, argumentó Aguer. 

Además, el arzobispo enfatizó en la Biblia, "los actos homosexuales son intrínsecamente desordenados, son contrarios a la ley natural, cierran el acto sexual al don de la vida (…), no pueden recibir aprobación en ningún caso. Se evitará, respecto a ellos, todo tipo de discriminación injusta (…) Las personas homosexuales están llamadas a la castidad, mediante virtudes de dominio de sí mismo, que eduquen la libertad interior. (…) ¿Qué es una persona trans? Un homosexual. Un varón que se viste o se siente mujer”.

Según Aguer, la asunción de Jorge Mario Bergoglio como máxima autoridad católica no ha cambiado en absoluto la relación Iglesia/Estado, aunque reconoce que e Papa Francisco por supuesto es una figura política.

El conservador arzobispo argentino criticó en octubre pasado que se distribuyeran 450.000 preservativos en la Villa Olímpica de Rio-2016, pues consideró que esta acción era reflejo de una "cultura fornicaria" que banaliza la unión entre un hombre y una mujer.

PUB/JO

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo