Camioneros de La Araucanía tras nuevo ataque incendiario: "No puede ser que nunca encuentren a nadie"

Por sebastián vedoya m.
[gallery link="file" ids="4897178,4897180,4897181"]

La primera semana de enero se ha convertido en una fecha marcada por la violencia en La Araucanía. El aniversario de los asesinatos de Matías Catrileo (2008) y Werner Luchsinger y Vivianne Mackay (2011), el 3 y 4 de enero respectivamente, son muestras evidentes de la tensión que afecta a esta zona al iniciarse cada año.
Continuándose con la lamentable tradición, durante las últimas horas se han producido múltiples atentados en contra de la propiedad privada. Un ataque incendiario en el sector norte de la Región de Los Ríos dejó 3 casas y 2 galpones destruidos, mientras que en Lumaco, Región de La Araucanía, fueron quemados cuatro camiones.
Estos últimos hechos se los atribuyó la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), la cual a través de una carta aceptó su autoría y aseguró que se enmarcan en un nuevo aniversario de la muerte de Catrileo.
“Esta acción se enmarca en nuestra inquebrantable voluntad de hacer frente a la transnacionalización de nuestro wallmapu, sobretodo en una zona tan explotada por parte de la industria forestal, como es nuestro territorio nagche. Donde el empresariado y dueños de las forestales continúan explotando indiscriminadamente con la complacencia de un Estado funcional al capital, provocando estragos tales como agotamiento de los recursos hídricos en la zona”.
Desde la multigremial de la Araucanía, condenaron los hechos y responsabilizaron de los mismos al gobierno. Angélica Tepper representante de los empresarios regionales, cuestionó la labor de las policías e indicó que estos hechos deben ser prevenidos.
“Aquí hace falta inteligencia. Los primeros días de enero siempre hay ataques, se deberían prevenir un poco más los hechos”, enfatizó, junto con asegurar que en la zona “hace falta toda la tecnología disponible para que los responsables de estos hechos sean descubiertos”.
Para José Villagrán, líder de la Federación de Camioneros del Sur, la violencia es consecuencia de "las medidas que no han tomado las policías y el gobierno”.
“Ellos -por el gobierno, explicó- nos dijeron que estaban trabajando para contener la violencia, pero los resultados demuestran el fracaso. Las policías están sobrepasadas”.
“No hay que llenar de Carabineros -agregó-, hay que darles las atribuciones. No puede ser que nunca encuentren a nadie”.
 Con relación a la mesa de diálogo que componen diferentes actores de la región, y a la cual acudió este miércoles el ministro Mario Fernández, Villagrán descartó que tal instancia pueda resolver el conflicto. “Esta mesa ha sido un fracaso, hasta cuando el gobierno de turno se ríe de las víctimas”, enfatizó.
Pese a su posición, el representantes de los transportistas descartó por el momento iniciar una movilización de camioneros. “Vamos a esperar para saber si el gobierno actúa o no”, señaló. 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo