Expertos explican los factores que influyeron en el incendio de Valparaíso

Por Consuelo Rehbein Caerols
[gallery link="file" ids="4897453,4897454,4897455,4897456,4897457,4897458"]

“Todo el mundo sabía que esto iba a pasar”, señaló a Publimetro el arquitecto Albert Tidy. El incendio que ayer afectó a Valparaíso, no es el primero dentro de los últimos años y los factores que influyeron en que éstos se produjeran están lejos de ser solucionados. El arquitecto, quien además es decano de Arquitectura en la Universidad San Sebastián no quiso ahondar en los aspectos técnicos que influyen en la propagación de un incendio, porque enfatizó que ese no era el mayor problema en esta situación. “El problema es que las personas que allí habitaban, no lo hacían en casas, lo hacían en construcciones realizadas con lo que encontraban. Esas construcciones no siguen ninguna norma, por lo que no sacamos nada con hacer un análisis de materiales o de otros aspectos técnicos, cuando es claro que las personas en situación de vulnerabilidad no lo pueden costear”, señaló el experto.

Las condiciones de la zona

El incendio ocurrido ayer consumió cerca de 120 viviendas, dejando damnificadas a 400 personas. La complejidad del problema, más allá de la vulnerabilidad en que habitaban estas personas, es que el problema está lejos de solucionarse. “Vivimos en un país desigual, y hoy es imposible pensar que estarán los recursos para que esas personas tengan viviendas dignas. Estamos en un país injusto”, señaló el arquitecto, agregando que existen soluciones como por ejemplo viviendas corta fuego, construidas con materiales especiales que son más difíciles de entrar en combustión, pero sería irrisorio pensar que Valparaíso pudiese costear viviendas sociales de esas características. “Peor si se considera que un alto porcentaje de la población de esa comuna vive en los cerros en viviendas con características inadecuada, ya que involucraría un gran presupuesto y hoy los recursos en nuestro país están repartidos de manera inequilibrada”, explicó Tidy.

Sin embargo, Ana Alcayaga, directora de Ingeniería de Prevención de Riesgos y Medioambiente la de USS, cree que si hay pequeñas cosas que sí pudieron contribuir a que la situación fuera levemente mejor. Está prohibido construir en quebradas, sin embargo ni la Municipalidad, ni el Estado prohibió la construcción en esas zonas. Por lo tanto, para Ana, la fiscalización pudo ser un factor preventivo, así como la coordinación de un plan de emergencia que considere: vías de evacuación, coordinación entre vecinos, entre otras acciones. “También se pudo haber considerado la creación de cortafuegos, los cuales no necesariamente tienen que ser de materiales costosos, sino que también pueden ser cortafuegos naturales como franjas o lagunas” señaló la experta a Publimetro. Para la directora de Ingeniería en Prevención de Riesgos la educación de la población respecto a los riesgos de acumular basura, los riesgos de tener conexiones irregulares de luz o gas,  conocer planes de emergencia o simplemente ser consciente de los riesgos que existen, ya sería un avance. “La mejor defensa que puede tener la población es la prevención, y para eso se requiere planificación, fiscalización y educación”, enfatizó Ana Alcayaga.

Contraste de opiniones

En ese sentido, el arquitecto Albert Tidy, considera que aún así la prevención no sería suficiente. “Estamos hablando de personas vulnerables, que lo más probable sea que si le imponemos una normativa no puedan cumplirla. Estamos hablando de construcciones irregulares, que para empezar ni siquiera están inscritas. Son tomas, esas personas ni siquiera con dueños de sus casas”, destacó el académico. “La gente se instala como puede y donde puede. Lo más probable es que ahora que cerraron la zona, en unos días se vuelvan a instalar ahí mismo y construyan sus casas con lo que puedan”, puntualizó Tidy. “Más allá de aplicar normas de prevención, lamentablemente estos incendios van a seguir ocurriendo una y otra vez. Lo que necesita nuestro país es ser más solidario y terminar con esta desigualdad, que lamentablemente sólo es visible con cosas como ésta, cuando se convierte en noticia”, concluyó el arquitecto Albert Tidy.

Actualmente diferentes instituciones se encuentran realizando campañas para la recolección de elementos de primera necesidad como alimentos, abrigo y artículos de aseo para los damnificados. Hasta ahora, ni la Municipalidad ni el Estado han hablado sobre una posible reubicación definitiva para las personas que habitaban esos sectores. Sin embargo, la Ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball, manifestó estar al tanto en parte del problema de fondo, señalando que “las familias se siguen instalando en zonas peligrosas, más allá de toda advertencia”, agregando que luego de evaluar bien los daños en la zona, darán a conocer las acciones que tomarán.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo