Hombres armados atacan cárcel y facilitan fuga de más de 150 presos en Filipinas

Por afp
[gallery link="file" ids="4897374,4897375,4897376"]

Unos 100 hombres armados vinculados a un grupo rebelde musulmán atacaron este miércoles la cárcel en Kidapawan, al sur de Filipinas, facilitando la fuga de 158 detenidos.

"Fue para rescatar a sus compañeros detenidos, una operación de rescate", expresó uno de los guardias del presidio Peter John Bonggat al canal local de televisión ABS-CBN, precisando que el ataque superó las capacidades de defensa de los vigilantes.

Según las declaraciones del guardia, el ataque fue perpetrado por una fracción disidente del grupo insurgente musulmán Frente Moro de Liberación Islámica (Milf), refiriéndose al movimiento armado islamista más importante del país, con el cual el gobierno inició negociaciones de paz.

"Los presos aprovecharon el ataque y apilaron sus camas unas sobre otras para escapar", agregó Bonggat. En tanto, un portavoz del Milf, Von al-Haq, aclaró que desconocía la identidad de los que atacaron la cárcel.

El centro penitenciario se ubica a unos 50 kilómetros de Davao, principal ciudad de la isla meriodional de Mindanao, ubicada en el sur de Filipinas. Hasta el momento se desconoce cuantos de ellos están vinculados al grupo islámico. 

La isla padece desde hace décadas las acciones armadas de separatistas musulmanes y bandas criminales, algunas de las cuales adhirieron al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Además, Mindanao es el bastión ancestral de la minoría musulmana en Filipinas, país donde la mayoría de la población es católica. Los ataques contra prisiones son frecuentes en esa región, donde el año pasado extremistas del EI dejaron en libertad a 23 detenidos en distintas operaciones.

PUB/JO

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo