Las ventajas de estudiar una carrera técnico-profesional

Por paula chapple
Las ventajas de estudiar una carrera técnico-profesional

Las carreras técnico profesionales impartidas principalmente por centros de formación técnica (CFT) e institutos profesionales (IP), son programas cortos (mínimo 2 años, máximo 4), con una alta empleabilidad y de buenos ingresos, que permiten mejorar de manera significativa la calidad de vida de las personas y aportar en el desarrollo del país.

“La educación superior técnico-profesional permite a los alumnos acceder rápidamente al mundo del trabajo, con la opción de seguir perfeccionándose continuamente, según sus expectativas de desarrollo personal y sus necesidades laborales, y la ampliación de la gratuidad para los CFT e IP, es una señal clara del protagonismo que el gobierno de la Presidenta Bachelet quiere darle a la formación técnico-profesional”, destaca Marcela Arellano, secretaria ejecutiva de Formación Técnico-Profesional del Mineduc .

Estos son algunos de los factores que impulsan cada vez a más jóvenes y adultos, trabajadoras y trabajadores, a estudiar una carrera técnico-profesional. Este tipo de formación permite:

Alta vinculación con los empleadores
La Educación Técnico-Profesional sólo puede formar a técnicos y profesionales, pertinentes y de calidad, si el sector productivo está vinculado estrechamente en la formación de los estudiantes. Es por eso que la Educación Técnico-Profesional mejora la empleabilidad, porque es parte de su proceso formativo insertar a las personas en el mundo del trabajo.

Un espacio competitivo
Las carreras técnico profesionales tienen altos niveles de empleabilidad, es decir, los jóvenes al corto andar encuentran puestos de trabajo con remuneraciones atractivas.  Según el portal www.mifuturo.cl las carreras de mayor empleabilidad en CFT (86,9%), superan el empleo medio de las universidades (83,1%). A su vez, para el caso de un IP (93,2%) éste supera el empleo medio de una universidad (83,1%).

Los egresados de institutos profesionales, de mejores ingresos ($1,2 millones), superan el promedio de los egresados de universidad ($939 mil). Esto muestra que hay carreras en donde las personas pueden desarrollarse, y mejorar su calidad de vida, estudiando en IP y CFT, no sólo en las universidades.

Según el portal www.mifuturo.cl el 60% de las carreras en CFT obtiene un ingreso promedio mensual superior a $600 mil al 4° año de titulación, y el 34% alcanza un ingreso entre $400 y $600 mil mensual. En el caso de los IP, el 65% de las carreras supera los $600 mil mensuales, tras cuatro años de titulación.

Carreras más cortas
Otra de las ventajas es que duran menos, en promedio entre 4 y 8 semestres (2 y 4 años), y las universitarias 10 semestres o más (5 a 7 años).

Existen beneficios específicos
Desde 2017, los alumnos provenientes de los hogares del 50% más vulnerable y que cumplan con los otros requisitos, podrán acceder a la gratuidad, si están matriculados en IP o CFT con cuatro años o más de acreditación y que sean sin fines de lucro.

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo