Mortal tiroteo en Florida: atacante habría dicho que escuchó "voces" que le pedían unirse al EI

Por Agencias

Esteban Santiago, hasta ahora el principal sospechoso del mortal ataque ocurrido en el aeropuerto Fort Lauderdale en Florida, es un ex integrante de la Guardia Nacional de Alaska quien fue dado de baja después de presentar problemas psicológicos, según un perfil elaborado por medios estadoundenses.

El sujeto fue detenido por agentes policiales minutos después del tiroteo ocurrido en el área de retiro de equipajes de la Terminal 2.  Según testigos, el tirador extrajo una pistola de su maleta y abrió fuego al menos trece veces, matando a cinco personas e hiriendo al menos a otras ocho. 

Tras el incidente, fuentes de la Guardia Nacional entregaron antecedentes sobre Santiago, al tiempo que agentes del FBI interrogaban a familiares en Union City, Nueva Jersey, donde residía.

Según antecedentes publicados por la cadena estadounidense CNN, el sujeto ingresó a la Guardia Nacional de Puerto Rico en diciembre de 2007. Posteriormente fue enviado a Irák donde permaneció entre abril de 2010 y febrero de 2011. 

Tras un tiempo en la reserva de la Armada, se unió  a la Guardia Nacional de Alaska en noviembre de 2014, donde era soldado de primera clase e ingeniero de combate. Fue dado de baja por "desempeño insatisfactorio".

Otro antecedente sobre el ex uniformado surgió horas después del tiroteo: Santiago se habría presentado en la oficina del FBI en la ciudad de Anchorage en Alaska, donde habría asegurado ante los agentes federales que estaba escuchando "voces" en su cabeza que le pedían unirse al Estado Islámico (EI).

Tras una evaluación mental, a la que se habría sometido voluntariamente en un hospital de ese estado, según funcionarios locales, no hubo más datos sobre sus andanzas hasta la balacera registrada este viernes en Florida. 

Las autoridades estadounidense continúa con las investigaciones corresopondientes para averiguar si el individuo actuó solo y si el hecho tiene características de un ataque terrorista.

Testigos de la balacera describieron que el autor de los disparos actuó con gran frialdad y que apuntó a la cabeza de cada una de sus víctimas con la pistola 9 mm que portaba.

"Tenía puesta una camiseta de la Guerra de las Galaxias y apuntaba a la cabeza de las víctimas con su arma. Tras disparar varias veces, recargó su arma y siguió disparando", contó una mujer que se encontraba en el terminal a la cadena Fox News.

Otro pasajero, Mark Lea, dijo que el sujeto recorría sin decir una palabra mientras recorría el sector de los carruseles de equipaje y apuntaba contra las personas que intentaban esconderse detrás de las maletas. "Descargó tres cargadores de municiones", describió. 

PUB/CB

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo