Esta plataforma une a un viajero con el que quiere comprar algo en el extranjero

Diana Berríos y María Fernanda Lesmes crearon Social Buyers, un sistema colaborativo que pone en contacto a personas que viajan y a las que quieren adquirir algún producto que no se encuentra en el país. Hablamos con una de sus creadoras.

Por Pablo Contreras

Todo partió por una conversación entre amigos y un encargo de un producto que no se encontraban en Chile.

“Diana es amante de los libros, la tecnología y las bicicletas vivió un año en Francia. En enero del año pasado estábamos en su casa filosofando sobre la vida junto a otros amigos, recordando esas cosas que encontraban en otros países y que no podían conseguir acá. Ahí pregunté si alguien conoce a una persona que este viajando desde USA a Santiago, porque necesitaba comprar el regalo de cumpleaños de mi novio, pero lo que él quiere no se consigue acá”, comenta María Fernanda Lesmes, una de las fundadoras de este emprendimiento.

Ella es de colombiana, pero ya lleva más de 20 años vivienda fuera de su país y menciona la motivación para haber ideado esto es precisamente porque “no todos tienen la suerte de tener amigos que estén todos los días viajando para pedirle encargos”.

¿Pero cómo funciona Social Buyers? La plataforma conecta a ambas partes, una vez que un viajero postula, el cliente transfiere el dinero al sistema y el viajero va y compra con su dinero. Una vez que se concreta la entrega, se libera el monto del producto y la recompensa, y la transacción quedan cerrada.

Para utilizar el servicio, hay que registrarse en en www.socialbuyers.cl y tras seguir los pasos de ingreso, se puede solicitar de inmediato lo que se desea comprar, mediante un link de referencia de Amazon o eBay, para que el comprador la pueda ubicar, adquirir y traer a Chile.

¿Y hay riesgos de engaños o estafas? Lesmes lo descarta y cuenta que “tenemos seguros involucrados que nos permiten respaldar a nuestros usuarios”. Asimismo asegura que “el modelo está diseñado de forma tal que los intereses de ambas partes están resguardados, no hacemos envío de mercancías cuyo origen el viajero no conoce y no son realizadas en un comercio establecido”.

Otro dato no menor es que los viajeros que compran estos encargos van ganando “recompensas”, las que pueden ir obteniendo mientras transitan por algún país, siendo un ingreso extra para ellos que les puede servir incluso para financiar parte del itinerario.

Asimismo son ellos mismos  quienes negocian ese dinero extra y deciden qué tanto dinero quieren ganar, dependiendo de la cantidad de pedidos que puedan traer en el espacio disponible de su maleta.

Esta emprendedora que el trabajo para concretar este proyecto no ha sido fácil. Hasta ahora se han financiado con recursos propios y con apoyo de Corfo. “Cada día es único y está lleno de desafíos, lo más difícil ha sido controlar la ansiedad de querer hacer todo al tiempo y comerse el mundo. El dolor es tan fuerte que nos encantaría tener más recursos en tiempo y dinero para acelerar nuestra expansión al máximo”, sostiene Lesmes.

Pese a ello, no hay espacios para ceder en el cumplimiento de sus desafíos. De hecho, comenta que sus metas más inmediatas son tres: “la primera lanzar la aplicación que nos permitirá mejorar la comunicación de los usuarios de la plataforma, la segunda es abrir operaciones físicas en Argentina, Colombia y Perú y la tercera es tener nuestro segundo ware house (almacén) en Estados Unidos, ya tenemos el primero en Miami”.

Actualmente la plataforma cuenta ya con  3 mil usuarios y mensualmente se compran y venden alrededor de 250 productos.

Cómo funciona en 4 pasos:

  1. El comprador ingresa un pedido en la plataforma, indica el link del producto y la recompensa que está dispuesto a pagar a un viajero para que lo traiga.
  2. Los viajeros postulan a comprar y traer el pedio por los compradores.
  3. El comprador acepta a un viajero y realiza el pago del total (valor del producto y recompensa)  a Social Buyers que resguarda el dinero mientras se realiza la transacción.
  4. El viajero compra el producto que indicó el comprador en la plataforma con su dinero, con la seguridad que su pago ya está asegurado por parte de la empresa. Una vez que realice la entrega final del producto que coordinan el comprador y el viajero, la plataforma libera el pago para éste último.
Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo