Expertos señalan que los pirómanos no estarían detrás de los incendios forestales

La piromanía es un trastorno psiquiátrico que se caracteriza por el impulso de generar incendios, observarlos y sentir placer por las llamas. Los pirómanos no buscan generar daño, a diferencia de las personas con "perfil incendiario".

Por Consuelo Rehbein

Debido a la gran cantidad de incendios forestales que afectan a nuestro país, el tema de la piromanía se ha hecho presente en la agenda. Sin embargo, según una serie de expertos consultados por Publimetro, se caería en un error al definir a la piromanía simplemente como el perfil de la persona que gusta de hacer incendios.

El pirómano inicia fuegos para observarlos, lo que le produce satisfacción personal.

La piromanía es un trastorno psiquiátrico que afecta a menos del 1% de la población mundial. Según los expertos, se debe ser cauto en señalar las diferencias entre una persona pirómana y otra de "perfil incendiario". Por que si bien "el pirómano siente placer al encender fuego y observarlo", su interés no es que este fuego genere daño.

Bajo este contexto, desde la PDI señalaron a Publimetro que es muy poco probable que los incendios forestales que actualmente se están desarrollando sean obra de pirómanos como tales, si no que podrían responder más a "causas humanas" como incendios por accidentes o personas "incendiarias"

 

Es muy poco probable que los incendios forestales que actualmente se están desarrollando sean obra de pirómanos 

¿Qué es la piromanía?
Para el psiquiatra Juan Andrés Mosca es vital marcar la diferencia entre pirómano y incendiario

El psiquiatra de la Facultad de Medicina de la Universidad San Sebastián, Juan Andrés Mosca explicó a Publimetro que la piromanía es una enfermedad psiquiátrica, la que involucra ansiedad, angustia y pensamientos obsesivos. Sin embargo, el experto es enfático en destacar que "el pirómano siente placer al encender fuego y observarlo, pues busca liberar la angustia. Eso no se relaciona con otro interés ni una ganancia personal". Según el doctor Mosca la ansiedad en la personalidad es algo muy frecuente, de hecho, señala que "todos tenemos algo de ansiedad". Sin embargo, la diferencia recae en como liberarse de dicha ansiedad.

Los pirómanos liberan esa ansiedad al hacer y controlar fuego. Generalmente se quedan a observar el fuego, sin embargo no les gusta que se salga de control. La finalidad de ellos es sentir placer al observarlo, pero no ser descubiertos. 

¿A qué edad puede detectarse?

Respecto a si hay una edad o no para detectar la piromanía, hay diferencias de opinión. Según el doctor Mosca en las primeras etapas de la infancia se puede observar a niños quemando objetos en ceniceros, hojas de cuadernos u otros. Sin embargo, "los padres juegan un rol fundamental, estableciendo en los niños las normas de conducta que evitan que esto se siga desarrollando". Según el académico de la USS, "si no se aborda con prevención en la temprana infancia o en la adolescencia, esta persona puede ir escalando a realizar pruebas de incendios fuera de la casa y luego desarrollar la piromanía a otros niveles ya en la vida adulta".

Si no se aborda con prevención en la temprana infancia o en la adolescencia, esta persona puede ir escalando a realizar pruebas de incendios fuera de la casa

La psicóloga Sofía Fiedler señala que menos del 1% de la población mundial puede ser considerada pirómana

Para la psicóloga de la Universidad del Pacífico, Sofía Fiedler los 3 años marcan una edad clave en la primera infancia, ya que es posible observar que a algunos niños le llaman mucho la atención objetos como fósforos y encendedores. Para Fiedler, la edad en que comienza a manifestarse la piromanía es una clara diferencia entre piromanía y perfil incendiario. "La piromanía no se hace con intención, por lo que es observable en niños. Viene de la mano con un TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo) y se puede controlar mediante la estructura de límites.

Por el contrario, una persona con 'perfil incendiario' posee un trastorno antisocial, por lo que su finalidad se relaciona con romper los límites de lo establecido", explicó a Publimetro la psicóloga Sofía Fiedler. Considerando la opinión de ambos expertos, los pirómanos pueden ser detectados como tales en la más temprana infancia, mientras que las personas con "perfil incendiario" manifestarían esta condición desde la adolescencia.

Los pirómanos pueden ser detectados en la más temprana infancia, mientras que las personas con "perfil incendiario" manifestarían esta condición desde la adolescencia.

Sobre como reconocer a un pirómano, la psicóloga explicó a Publimetro que generalmente repiten los patrones de como crean sus fuegos y que les da vergüenza ser descubiertos. "Hay arrepentimiento si es que generaron un daño, porque esa no es su intención", destaca. Para Fiedler es más común un "perfil incendiario", donde hay una intencionalidad y donde, lamentablemente el tratamiento se torna más complejo. "Los pirómanos pueden tratarse a temprana edad buscando modificar conductas. En el caso de los incendiarios, solo pueden ser tratados con psicofármacos, pues tienen la voluntad de hacer daño.

La principal diferencia entre un pirómano y una persona que posee un "perfil incendiario" es que el segundo busca generar daño y consecuencias.

La diferencia entre el enojo de una persona normal y el de una persona con trastorno antisocial es nuestro carácter empático, el cumplimiento de las normas y el hecho de que tenemos filtro para la toma de desiciones", concluyó la psicóloga Sofía Fiedler. Además la psicóloga destaca que los pirómanos son menos del 1% de la población mundial, por lo que "a menos de que todos los pirómanos vivieran en Chile, sería muy poco probable que los incendios que combatimos hoy sean obra de pirómanos".

¿A qué responde el "perfil incendiario"?

La gran diferencia entre un pirómano y una persona que responde a un "perfil incendiario" es la intencionalidad para la iniciación del fuego. Desde el área de la sociología, Nicole Tornel, socióloga de la Universidad Central explicó a Publimetro las principales diferencias entre quienes sufren del trastorno psiquiátrico de piromanía y de quienes responden al trastorno antisocial incendiario.

Es un error confundir a los pirómanos con las personas con perfil incendiario.

Según la socióloga Nicole Tornel, los "incendiarios" poseen un trastorno antisocial que busca generar daños.

"Es un error confundir a los pirómanos con las personas con perfil incendiario. Las segundas poseen un trastorno antisocial, que busca generar daños y no satisfacción personal", señala la experta. Tornel detalla que los trastornos antisociales pueden comenzar a observarse en la adolescencia y responden a un acto voluntario y consciente. "Estas personas realizan un acto que va contra las reglas con un propósito. Este puede ser social, étnico, económico o de otra clase. No se adaptan a las leyes ni a las normas de la sociedad en general, y buscan causar daños", señala la socióloga. Nicole Tornel destaca que el pirómano no tiene una intencionalidad en la realización de los incendios más allá de su propio egocentrismo y que de hecho, no le gusta ser descubierto en la realización de éste, ni mucho menos que se salga de control.

Los pirómanos no serían culpables de los incendios forestales que afectan al país

Es por esta misma razón que desde la PDI señalaron a Publimetro que no creen que los incendios que hoy afectan a gran parte del país sean obra de pirómanos. Conversamos con el comisario Francisco Falcionelli del Instituto de Criminología (Inscrim), quien ha participado en la investigación de casos de este tipo. El comisario, al igual que los otros expertos ya citados, concuerda en que la tasa de casos concretos de pirómanos declarados como tal es muy baja.

Según el comisario, en nuestro país los incendios iniciados por pirómanos representarían entre el 1% y el 2% solamente. Algunas de las claves para identificarlos son la repetición de modus operandi. "Es difícil hablar del perfil de un pirómano, ya que son personas comunes y corrientes que sociabilidad casi con normalidad. Aunque muchas veces no logran adecuarse o pueden tener una baja autoestima", explica el oficial de la PDI.

En nuestro país los incendios iniciados por pirómanos representarían solo entre el 1% y el 2%

Respecto a la investigación de los incendios forestales que en este momento se están produciendo a lo largo del territorio nacional, el comisario Falcionelli señaló a Publimetro que si bien "no es recomendable sacar conclusiones a priori", estarían apuntando a que en su mayoría está involucrada la mano del hombre. Esto quiere decir que los incendios pueden responder a causas accidentales, conducta negligente, ataque consciente, entre otros.

Desde la PDI señalaron que en su gran mayoría los incendios forestales involucrarían la "mano del hombre".

"Es un error hablar solo de pirómanos, así como también es un error sacar conclusiones de manera propia", volvió a señalar el comisario. "Más que pirómanos, cuando una persona realiza un incendio con una intencionalidad, ya sea económica, étnica, vengativa o de otra índole, eso responde a un "incendiario", es decir una persona que hizo un fuego con la intención de generar un daño", señaló Falcionelli.

El comisario, concuerda con los otros expertos consultados por Publimetro en que los pirómanos no inician fuego con la finalidad de causar daños y específica que "menos incendios forestales, ya que con ellos hay una altísima probabilidad de que puedan quedar atrapados en medio del bosque o incluso sufrir daños ellos mismos al realizarlo". "Un pirómano no correría el riesgo de quemar un bosque y salir herido. Ellos hacen fuegos que pueden observar de cerca. De hecho en varios casos hemos atrapado a los pirómanos en el lugar, ya que regresan a observar las llamas", explicó el experto del Inscrim, concluyendo que los incendios actuales podrían responder más a "incendiarios" que a pirómanos.

Cabe destacar que aunque se padezca de la condición del trastorno psiquiátrico de piromanía este no es considerado razón de absolución en un juicio. Ya sea que las personas que hayan provocado los incendios forestales respondan a un "perfil incendiario" intencional o se traten de pirómanos a los que se les haya descontrolado la realización de una fogata, ambos perfiles son imputables.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo