Las aperradas voluntarias de la PDI que se lucen en albergues de Constitución

Lorenza, Janis y Texas, de la Brigada de Adiestramiento de la policía civil, ya han recorrido Papalillo, Santa Olga, San Ramón, Los Aromos, Carrizal y Constitución. Su misión: jugar con los niños damnificados y entregarles cariño.

Por Mariana Madariaga

Lorenza (5), Janis (3) y Texas (2) se han convertido en las voluntarias más aperradas de los albergues en la Región del Maule, especialmente en Constitución. Las tres canes, de raza labrador, son especialistas en contención emocional infantil y forman parte de la Brigada de Adiestramiento Canino de la PDI (Briacan) que desde el sábado pasadose encuentran trabajando con los damnificados por el siniestro. Papalillo, Santa Olga, San Ramón, Los Aromos, Carrizal y Constitución, entre otros sectores, han sido los lugares en que ya han cumplido su principal misión: jugar con niños y entregar amor.

"Ellas solo juegan y entregan cariño a los niños. Muchos creen que son buscadoras de drogas o que hacen piruetas o shows, pero ellas no hacen esas cosas, sino que trabajan directamente con cada niño, armando juegos con una pelota, correr, darles la patita o lanzarse sobre ellos", cuenta Jacqueline Uribe, guía canino de Briacan.

Las aperradas voluntarias de la PDI Lorenza, Janis y Texas cuentan con un set de juegos muy especial: cepillos, shampoo de espumas, pinches, adornos  y pelotas, que usan solo jugar con los menores.

Uribe explica que las canes, cuya tarea durante el año se enfoca en prestar colaboración a la Brigada de Delitos Sexuales de la RM, apoyando a las víctimas de estos delitos, estarán hasta el sábado en el sur.

"Ellas tienen una sensibilidad especial con los niños, más en casos extremos como esta tragedia, y están adiestradas para ser muy obedientes. No solo le hacen caso a sus guías, sino que a cualquier adulto o niño que intercatúan con ellas. Tampoco ladran a los niños, por lo que hace que los menores se acerquen sin miedos y jueguen con ellas", explicó.

Lorenza, Janis y Texas estarán en la zona hasta este sábado, para luego volver a sus labores en la unidad, en Santiago. A poco andar en las localidades han hecho cientos de amigos.

"Texas es la más jóven y juguetona de las tres, es la que le gusta tirarse encima de los niños y les da la patita para ser saludada. Lorenza es más seria, menos juguetona, pero la que tiene más paciencia. Janís es una mezcla de las otras dos, muy cariñosa", contó Uribe, quien explicó que muchos de los niños con los que han trabajado estos últimos días han perdido a sus mascotas en los incendios.

 

Ayuda veterinaria

La Briacan de la PDI, además, se encuentra prestando ayuda veterinaria a las familias afectadas por los incendios. Han atendido conejos, perros y gatos. "Hemos hecho un trabajo integral con los vecinos de las localidades afectadas, especialmente en materias de prevención de enfermedades y curar heridas", explicó Jackeline Uribe.

 

 

 

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo