Mayor Roberto Ramis, encargado de la seguridad en Santa Olga: "Han sido días muy intensos"

El Delegado de la Defensa Nacional del Ejército aseguró que realizan patrullajes a pie y en vehículos, reforzado por personal de PDI y Carabineros, para mantener la seguridad en la zona cero de la catástrofe por los incendios forestales.

Por Mariana Madariaga

No ha sido una tarea fácil. Tras los incendios forestales que devastaron la región del Maule, especialmente en villa Santa Olga, en Constitución, que fue prácticamente arrasada por el paso de las llamas, personal del Ejército no solo ha redoblado la seguridad en la zona cero, sino que además, en una segunda fase, ya pasada la crisis, están prestando permanente contención emocional a los damnificados.

"Han sido días intensos, pero hemos recibido el cariño de la gente, con mucho apoyo. Hemos establecido áreas de seguridad, apoyo humanitario y estamos realizando patrullajes aéreos, en vehículos y a pie, reforzado con personal de PDI y Carabineros. Sabemos que los damnificados tienen una ansiedad mayor, por lo que necesitan sentir mayor seguridad", aseguró el mayor Roberto Ramis, delegado de la Defensa Nacional para Santa Olga y sus alrededores.

Durante la semana se rumoreó que en los alrededores de villa Santa Olga se habían formado grupos armados y "toques de queda" para proteger las casas que quedaron en pie y los predios. "Hay más de 150 funcionarios que están recorriendo los sectores afectados y entregando seguridad a la población. Si vemos gente reunida nos acercamos, hablamos, los hacemos sentir más confiados y les transmitimos el mensaje de que no es necesario armarse, sino que confiar en la seguridad. Entendemos que están pasando por una situación de gran estrés, por lo mismo, tratamos también de darles contención emocional, más tranquilidad", dijo Ramis.

Pasada la primera fase de crisis por la tragedia, el Ejercito implementó una especie de plan cuadrante. "Estamos en contacto permenente con los afectados. Ellos tienen nuestros contactos y, ante cualquier situación, ellos saben que pueden contar con nosotros", explicó Ramis.Además, personal del Ejército, entre sus rondas, también está atento a detectar nuevos focos de incendio. "Hemos retirado el 90% de los escombros y reducción de la basura", contó el mayor del Ejército.

Campamento

Este miércoles el Ejército implementó un Campamento de Ayuda Humanitaria desplegado en el sector del estadio de Santa Olga, en Constitución, destinado a satisfacer necesidades básicas de la población en localidades afectadas por los incendios forestales de la Región del Maule.

La nueva instalación, de unos 300 metros cuadrados aproximados, cuenta con casino para 450 personas, cocina, servicios sanitarios como baños y duchas y estatales, además de zonas de juegos para niños. A eso se suman las áreas que albergarán a 250 efectivos de la institución en terreno.

“Contamos con unidades móviles de abastecimiento. Soldados llevaron agua, víveres, colchonetas y juguetes para niños que lo perdieron todo. El trabajo en terreno, las experiencias y el poder ayudar a nuestros compatriotas, ha sido en verdad impagable", comentó un agradecido Ramis.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo