La venganza que conmociona a Italia: Mató al asesino de su esposa y dejó el arma sobre su tumba

El caso domina los principales medios italianos y abrió un cuestionamiento a la justicia.

Por Alejandro Osorio

El 1 de julio de 2016, en un cruce en la ciudad de Vasto, Italia, un auto pasó con luz roja y enbistió la motocicleta de Roberta Smargiassi, una joven esposa de 34 años, quien falleció en el lugar. Ahí comenzó una triste historia que tuvo como broche una venganza y una nueva muerte.

Roberta Smargiassi. Foto: Facebook Roberta Smargiassi. Foto: Facebook

El conductor del auto infractor fue Italo D'Elisa, un joven de 21 años, quien fue procesado por el hecho. El marido de Roberta, Fabio di Lello, un panadero de 32 años, inició una intensa campaña para darle justicia a su esposa a través de redes sociales y algunos medios locales.

Me robaron a mi Roberta, robaron sus sueños, sus proyectos de vida, robaron su deseo de ser madre, le robaron mi amor, sus amigos, su amor por la vida, su sonrisa, se la robaron a sus padres, a todos nosotros"

"Me robaron a mi Roberta, robaron sus sueños, sus proyectos de vida, robaron su deseo de ser madre, le robaron mi amor, sus amigos, su amor por la vida, su sonrisa, se la robaron a sus padres, a todos nosotros. ¿Dónde está la justicia? ¡Tal vez hay! No olvidemos, luchamos, porque ya no hay otra Roberta”, publicó en un diario italiano, según señala El País, de España.

Italo D Italo D'Elisa. Foto: Facebook

La investigación, sin embargo, no arrojó sanciones contra D'Elisa y las exigencias por justicia del marido cesaron. En su perfil de Facebook, junto a la foto de su esposa con la frase “justicia para Roberta”, colocó la imagen de la película Gladiador, cuando el protagonista regresa a su casa y encuentra a su familia asesinada y jura venganza.

El miércoles, Lello esperó a que D'Elisa saliera del un pub y le disparó en tres ocasiones, causándole al muerte de inmediato. Entonces, se dirigió al cementerio y dejó el arma homicida sobre la tumba de Roberta y llamó a su abogado y le avisó lo ocurrido: “Es una tragedia en una tragedia”.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo