Paredes dependencia: la virtud que se transforma en karma en Colo Colo

Cuando el goleador no está en su mejor nivel, el equipo de Pablo Guede no tiene cómo "abrir" puertas que parecen infranqueables.

Por Pedro Marín Roldán

Colo Colo se despidió en la segunda ronda de la Copa Libertadores tras igualar 1-1 con Botafogo en el Estadio Monumental. Entre las situaciones negativas que dejó la eliminación del Cacique una quedó en evidencia: la "Paredes dependencia".

El Tanque fue un verdadero fantasma ante el Fogao en Pedrero. El delantero no generó peligro en el arco rival, siempre estuvo bien marcado por los defensores y no pudo desplegar el juego mostrado en Río de Janeiro y el fin de semana pasado en la victoria ante Unión Española.

Por si fuera poco, ante Botafogo se extendió aún más una estadística que ya comienza a convertirse en karma: Paredes sigue siendo el hombre gol del Cacique en la Copa Libertadores. Hasta antes del partido, el delantero había convertido los últimos nueve de los 10 goles que había convertido Colo Colo en el certamen.

Y ante el Fogao la historia se extendió por al menos, un año más. El tempranero gol que logró el Cacique fue obra de Emerson Silva, quien en su afán de despejar venció a Gatito Fernández se convirtió en la única cifra de los dirigidos por Pablo Guede.

Colo Colo lleva disputando tres Copas Libertadores de manera consecutiva (2015, 2016 y 2017) y el único jugador que cortó la marca de Paredes en el torneo fue el paraguayo Leonardo Cáceres, quien anotó ante Atlas en México.

Es más, si no consideramos el autogol de Emerson, los últimos cinco goles que anotó Colo Colo en la Copa Libertadores, fueron convertidas por el Tanque albo.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo