Así se transformará la vida de los chilenos con los cambios climáticos

Alteraciones en las construcciones y en la forma de vivir son las consecuencias más patentes en las variaciones del clima.

Por Sandra Quevedo

Los últimos meses han estado marcados por diferentes fenómenos climáticos que afectan al país, como las altas temperaturas, marejadas, aluviones e incendios forestales que dañaron principalmente a la zona centro sur de Chile. 

Según el presidente del Instituto de Ecología Política, Manuel Baquedano, todos estos fenómenos se deben al cambio climático que ha comenzado a causar estragos en varias ciudades del país, lo que genera alteraciones en la vida cotidiana de todos los chilenos en diversos ámbitos. 

“Lo que va a producir será una variabilidad e inestabilidad de los climas, todo muestra que irá cambiando pero no se puede decir hacia dónde va a parar ni cuando se va a estabilizar, porque es un fenómeno global, por lo que es difícil estimar la magnitud”, señala el también miembro del Consejo Directivo del programa estratégico solar. 

AgenciaUno

Según el experto en el área, los principales efectos del cambio climático ya los estamos viviendo con el calor y la sequedad, como los cambios bruscos entre estaciones, lo que “nos puede producir inundaciones como las que se registraron en el norte del país, sumado a las marejadas con olas cercanas a seis metros, por lo que se deben tomar los resguardos necesarios”, explicó. 

Estos nuevos fenómenos climáticos han ido generando cambios en otros aspectos de la vida cotidiana de los chilenos, desde la forma de vivir hasta las distintas enfermedades que nos pueden aquejar. 

Construcción de ciudades

Según explica Luis Eduardo Brescioni, presidente del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano de Chile, el cambio climático está generando tres principales efectos en la construcción de las ciudades lo que va trastocando la concepción actual: 

  1. Hay zonas de las ciudades que están siendo menos aptas por el aumento de los riesgos y los costos de mitigación, por lo que se ha controlado el crecimiento de las zonas
  2. Existe un incremento importante en el consumo de energía por las demandas de calefacción y aire acondicionado, lo que se genera por las temperaturas extremas
  3. Se han perdido sectores de áreas verdes con un alto valor ecológico, los que generan los equilibrios ambientales

 Brescioni explica que de acuerdo a estos efectos, se ha generado un “incentivo a la construcción en densidad en altura, para evitar irse a zonas de riesgo y un aumento en los costos de la construcción por las demandas tecnológicas vinculados con el ahorro de energía”

Un claro ejemplo de cómo han ido mutando las construcciones, son las nuevas adaptaciones del sector inmobiliario, el que ha incorporado eficiencia energética en sus edificios para poder disminuir en los efectos nocivos que trae consigo el cambio climático. 

El grupo inmobiliario Ralei es una empresa que desarrolla sus proyectos bajo el concepto “Efficient”, el que busca racionalizar los recursos a través de innovaciones tecnológicas que han solicitado los mismos compradores. 

Desde Ralei explican que se ahorra en el consumo energético a través de luminarias de bajo consumo, paneles solares, aireados de grifería, ascensores autoenergizados y jardines con bajo costo de mantención. 

Utilizamos aireados de agua, que permiten mezclar el aire con el agua y así reducir eles verdad caudal del grifo, generando un chorro uniforme, conservando la calidad y confort necesarios. En los jardines tenemos un sistema de riego por goteo con un ahorro del 60%, y los beneficios de los paneles solares varían según la época del año, sin embargo, estimamos que el ahorro con respecto al agua caliente bordea al 40% en verano”. 

“Utilizamos aireados de agua, que permiten mezclar el aire con el agua y así reducir eles verdad caudal del grifo, generando un chorro uniforme, conservando la calidad y confort necesarios. En los jardines tenemos un sistema de riego por goteo con un ahorro del 60%, y los beneficios de los paneles solares varían según la época del año, sin embargo, estimamos que el ahorro con respecto al agua caliente bordea al 40% en verano”, señala Andrés Kuppermann, gerente de Estudios de Ralei Development Group. 

En el sector público, también se están generando cambios en las viviendas para aportar a disminuir en los efectos del cambio climático, con los subsidios para instalación de sistemas solares térmicos y fotovoltáicos del Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu), los que aprovechan la energía solar para calentar el agua para el consumo doméstico y equipos que aprovechan la energía solar para generar electricidad de manera limpia. 

Para postular a estos subsidios, las personas interesadas se deben registrar en el registro social de hogares, abrir una cuenta de ahorro y depositar el monto que se indica en la web del Minvu, lo que contribuirá a un ahorro energético considerable. 

Si bien las ciudades han sufrido modificaciones con la quema de sus áreas verdes, la construcción en altura e incorporación de elementos como aire acondicionado o calefacción, en el área de la salud también estamos experimentando cambios producto de las altas temperaturas.

Cuando tenemos temperaturas más elevadas de lo normal, se produce hipertermia lo que lesiona el sistema corporal generando taquicardia y sudoración", explica Carlos Rivera, jefe de urgencia de Clínica Universidad de los Andes.

"Cuando tenemos temperaturas más elevadas de lo normal, se produce hipertermia lo que lesiona el sistema corporal generando taquicardia y sudoración", explica Carlos Rivera, jefe de urgencia de Clínica Universidad de los Andes.

Según el especialista, la población de mayor riesgo ante estos efectos son los niños y la tercerda edad, grupo que también ha aumentado la consulta de patologías respiratorias producto de las nubew tóxicas presentes en las últimas semanas. 

Las recomendaciones para llevar de buen modo el cambio climático son una hidratación constante y alimentación moderada.

"Por la sudoración se pierden electrolitos,  y para recuperarlos se deben tomar al menos dos litros de agua diario y no comer tanto para evitar otras enfermedades intestinales"

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo