No postergue la idea de ahorrar como lo hace con la dieta

Expertos sostienen que da lo mismo si es poco, lo importante es formar el hábito. ¿El paso previo? Saber ordenar los gastos.

Por Pablo Contreras

Es cierto, aún es verano. Muchos piensan que así como no es época para hacer dieta, tampoco piensan en comenzar a formar un hábito igual de saludable, pero para el bolsillo cuando estamos ad portas de marzo: ahorrar.

Los expertos coinciden en que no hay fecha ideal para comenzar a poner orden en las finanzas personales, es más, recalcan que cuando antes se comience mejor.

“El gran problemas de las personas en el ámbito del ahorro, es parecido al comenzar una dieta, siempre se va postergando la decisión de comenzar y al igual que con la actividad física, diez abdominales diarios, es mejor que nada. Por lo tanto, en este caso es importante hacerlo siempre, aunque sea en pequeñas cantidades, para generar el hábito”, sostiene Sergio Tricio, gerente general de Ruvix y especialista en finanzas personales.

Es cierto, hay que reconocer que esta fecha donde se juntan los gastos de las vacaciones con las compras escolares, no hacen nada fácil la tarea a quienes viven todo el año llegando justos a fin de mes. Pero para Paloma Barrios, analista de Estudios de FOL.cl, justamente esto obliga a ser ordenados.

“Para este tipo de casos es ideal ordenarse, ajustarse a sus ingresos. Es primordial sentarse y analizar cada uno de los ítem de gastos, incluyendo servicios básicos (agua, luz, gas, calefacción si corresponde), alimentación (cuentas de supermercados y/o almacén de barrio, ferias libres), vestuario, deudas (créditos de consumo, avances, cuotas de tarjeta de crédito), etc. Una vez que tengo los gastos agrupados, comenzar a analizar el desglose de cada uno de estos e intentar recortarlos”, dice la especialista.

¿Pero por qué los chilenos no ahorran? Para Tricio, este no es un problema sólo nuestro país, sino que de las personas en general y acentuado en países latinoamericanos y de países en vías de desarrollo. “Pasa por lo tanto por un tema cultural, por falta de educación, por las grandes tentaciones que nos ofrece constantemente el comercio y el comportamiento humano que prefiere darse un gusto hoy y no postergarlo a una fecha futura”, asegura.

De todas maneras el gerente de Ruvix si bien reconoce que el factor salario no deja de ser importante, éste “no debería ser una excusa, porque una persona que tiene bajos ingresos, debería ahorrar poco, como proporción de su ingreso”, enfatiza.

 

Es importante tener objetivos

Sí, es fundamental ahorrar, pero ¿para qué? Esa pregunta no es menor para a ambos especialistas, quienes plantean que tener objetivos es un aliciente importante para dar el paso.

“Si alguien ahorra $10.000 mensuales, probablemente no sienta muy motivado en hacerlo. Por ese motivo, es imprescindible que las personas se fijen objetivos desafiantes pero a la vez alcanzables, para que de esa manera pueda lograr hacerse el hábito de ahorrar”, sostiene Tricio.

A su vez, Barrios complementa que “si no tengo claro la finalidad de todas maneras es importante realizarlo (el ahorro), ya que si tengo algún imprevisto, podré utilizarlo sin tener que recurrir a una deuda o si durante el transcurso del tiempo encuentro algún objetivo ya tendré un camino recorrido y faltará menos para alcanzarlo”.

Pero una vez que ya tengo algunos pesos, ¿cuál es la manera para hacerlos rendir? Para los principiantes, Tricio recomienda instrumentos como la Cuenta 2 de la AFP y los Fondos Mutuos, que son “los instrumentos más sencillos para poder invertir”.

Aun así, la analista de FOL indica que debiesen existir más incentivos para el ahorro, sobre todo para la clase media. De hecho, apunta a la Reforma Tributaria, que “eliminó algunos incentivos, como por ejemplo 57 bis”, que buscaba premiar la capacidad de ahorro a mediano y largo plazo con beneficios tributarios para quienes efectuaban proporcionalmente más aportes que retiros en diferentes instrumentos financieros.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo