Eclipses solares: los mitos y creencias que crearon su mala fama

Este domingo 26 de febrero se podrá ver este fenómeno astronómico en gran parte del país. Durante milenios han sido considerados como señales de malos presagios para la humanidad. Incluso, hasta hoy, persiste la idea de que pueden causar daños en embarazadas.

Por Mariana Madariaga

Son eventos cósmicos que por generaciones han causado ansiedad y temor entre las personas. Y este domingo 26 de febrero, un eclipse anular de sol que pasará durante la mañana por todo el territorio nacional, no marcará la diferencia. Es que la inquietante oscuridad que la luna cuando cubre al sol, dejando solo un anillo de luz a su alrededor, ha sido desde la antigüedad la cuna de innumerables mitos y creencias, la mayoría de ellos enfocados hacia tragedias y enfermedades.

FOTOS: Jaime Haro/AgenciaUno

Rodrigo Pereira, psicólogo y académico de la Universidad Bernardo O'Higgins explica a Publimetro que esta singular "mala fama" que envuelve los eclipses solares están más bien asociados al conocimiento o aprendizaje de lo negativo de este fenómeno, el que ha sido transmitido por generaciones en las distintas culturas.

"En el pasado, antes de que existiera la ciencia, las personas que se vieron enfrentadas a estos fenómenos, sin saber cómo explicarlos, comenzaron a armar todo tipo especulaciones. El eclipse era un fenómeno raro, poco habitual, por tanto la gente se asustaba y tomaba resguardos. Esa angustia y miedo la traspasaron de generación en generación y tenemos, por ejemplo, personas que creen hasta el día de hoy que los eclipses solares son portadores de malas noticas", asegura Pereira.

De hecho, uno de los principales mitos en torno a los eclipses solares está relacionado con el embarazo. "Uno de los mitos de las pacientes, que está muy arraigado, especialmente en los barrios más vulnerables, es la creencia de que si miran directamente el eclipse solar, puede causar que el bebé nazca con manchas en la piel, pecas y deformaciones. Y, eso se ha comprobado científicamente que no es así", comenta Stephanie Schulz, matrona de la Corporación Municipal de Salud (Cesfam) de Cerro Navia.

FOTO:MIGUEL ANGEL BUSTOS/AGENCIAUNO

De hecho, según cuenta Schulz, es una creencia tan popularizada en la población que, después de que ocurre un eclipse solar, ha sido testigo de cómo algunas pacientes cuentan que se cuidaron de no exponerse a la radiación. "Es una creencia popular muy vigente y que, pese a que no es efectivo, sigue preocupando a algunas mujeres embarazadas", asegura la especialista.

Mal presagio

Los eclipses solares, durante el transcurso de toda la historia de la humanidad, han sido considerados como malos presagios, ya sea precursores de desastres naturales, de la muerte o caída de un gobernante, o del inicio del fin del mundo. Incluso, han sido mencionados en profecías apocalípticas, la batalla del anticristo y la venida del Mesías.

La terapeuta y tarotista, Paola Silva, concuerda con los resquemores de los profetas y estudiosos de la antigüedad. Por lo mismo, pese a la mala fama del eclipse solar, considera que este evento astronómico no debe ser mirado en menos y debe ser considerado como sinónimo de cambios muy profundos para la humanidad.

"Siempre ha sido considerado un mal presagio, que puede crear movimientos telúricos, entre otros movimientos. Pero la idea es que este cambio sea positivo, el paso de la luz a la oscuridad, que requiere un momento de reflexión, como un proceso interno de cada persona", recomienda Silva, quien se encuentra en el sur de Chile, praparándose para el acontecimiento.

Entre los consejos de la tarotista, está quitarse los zapatos al momento del eclipse y pisar la tierra. "La idea es hacer contacto y pedir buenos deseos, para eliminar todo lo malo y comenzar un ciclo positivo", dice.

 

Cómo se verá el eclipse en Chile

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo