Expertos dan soluciones ante evasión histórica en Transantiago: pasajes gratis y torniquetes en buses

Luego de conocerse la cifra récord de evasiones en el Transantiago, los académicos Louis De Grange y Jaime Bravo analizan la actual situación que vive el transporte capitalino.

Por Benjamín Otarola

Una cifra record marcó la evasión del Transantiago, llegando a un porcentaje que se eleva a 34,6% por no pago del servicio, lo que significa un aumento del 4% con respecto al año anterior, situación que alarma a las autoridades.

Para el ingeniero en transporte, Louis De Grange, la principal razón del problema "es que la evasión representa para muchos un sistema que es gratis. Entonces como el sistema pierde permanentemente pasajeros, que son los que usan la vía pública o usan los autos o la bicicleta o el metro, son  los que pagaban, es decir, los que se bajan del Transantiago son mayoritariamente los que costeaban sus pasajes y los que quedan son los evasores porque ven en la gratuidad un beneficio, por lo tanto mi impresión es que la evasión siempre va tender a subir".

Consultado por la labor de las autoridades en el tema, De Grange expresa que no ha habido intervención para solucionar el problema. "Por supuesto que no, o sea es evidente que no, yo creo que hoy en día se puede decir con certeza que tenemos el peor ministro del Transportes. Hay niveles récord de evasión, tenemos el nivel más bajo de pasajeros de Transantiago, los costos más altos del sistema  y una aprobación ciudadana comparable con el 2007, por lo tanto, la evidencia empírica confirma que las autoridades han hecho un muy mal trabajo en el transporte capitalino".

El ingeniero comenta que para solucionar el problema "se requiere voluntad política y asumir el riesgo que pueda significar poner los torniquetes en los buses, hay evidencia de que los torniquetes reducen la evasión, pero principalmente se requiere voluntad política".

Se requiere voluntad política y asumir el riesgo que pueda significar poner los torniquetes en los buses, hay evidencia de que los torniquetes reducen la evasión, pero principalmente se requiere voluntad política".

Otra postura es la que tiene el también ingeniero en transporte, Jaime Bravo, quien expresa que la evasión se produce por falta de recursos de la población, "una de las razones de la evasión es que casi el 100% de la gente que usa el transporte público es pobre, 6 de cada 10 personas que se sube a una micro tiene problema de pobreza, es por eso que la gente que requiere utilizar este transporte para movilizarse trata de prescindir del pago porque definitivamente no lo tiene o lo evade para emplearlos en otros bienes de mayor necesidad".

Para Bravo hay cuatro puntos fundamentales para tener un mejor sistema de transporte: Primero que el viaje de la casa al lugar de trabajo o estudio y viceversa debiera ser lo más recto posible, segundo que sea lo más rápido posible, tercero que no haya transbordo, cuarto que sea barato. "Esas cuatro condiciones se debieran dar en Chile, son condiciones básicas que debiera tener el transporte en Latinoamérica".

Es con un sistema prepago e infraestructura adecuada. Por otro lado hay que dejar a un segmento de la población que tenga pasajes gratuitos ya que no tienen los medios pero necesitan moverse. El Estado tiene que proveer a esa gente para que pueda movilizarse en nuestra ciudad".

El ingeniero expresa que la forma de poder realmente controlar  la evasión "es con un sistema prepago e infraestructura adecuada. Por otro lado hay que dejar a un segmento de la población que tenga pasajes gratuitos ya que no tienen los medios pero necesitan moverse. El Estado tiene que proveer a esa gente para que pueda movilizarse en nuestra ciudad".

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo