Magia negra o descarga de energía desde la propia familia: el análisis de experto al poltergeist de Puerto Montt

El integrante del IIEE Sergio Alcayaga cree que una de esas opciones sería la causa del caso que ha conmocionado a la opinión pública.

Por Christian Monzón

Pasan los días y continúa el misterio en torno al origen de las actividades paranormales que afectan a una familia del sector de Alerce en Puerto Montt. Al lugar han acudido sacerdotes, pastores evangélicos, carabineros y una médium, pero todavía se reportan hechos extraños en el lugar, pese a que los habitantes dejaron la casa y se instalaron en una sede social a la espera de encontrar una solución a sus problemas.

Para Sergio Alcayaga, ingeniero electrónico e integrante del Instituto de Investigación y Estudios Exobiológicos, lo que sucede en la vivienda de calle Esperanza tendría dos posibles explicaciones: una maldición o que un menor de la familia sea de manera inconsciente el responsable de los sucesos.

“Según el dueño de casa, recibió una bolsa con excremento. Estos se utilizan en ritos de magia negra para las maldiciones. (por lo que) puede haber sido una especie de maldición, una brujería”, señaló a Publimetro.

En ese sentido, detalló que dicha táctica no es aislada pues “se utiliza bastante. He sabido de casos en Combarbalá, en el valle del Elqui y en Santiago mismo que se utiliza esta técnica de maldición para causar una especie de fatalidad a la gente”.

“(Ahora) si lo miramos en punto de vista científico, desconozco cuantas personas hay en ese grupo familiar, pero pude darme cuenta en un despacho de televisión con una supuesta médium que iban a descargar la casa, que había un niño en edad de pubertad y estos fenómenos pueden producirse cuando hay personas muy jóvenes”, explicó.

En ese punto, aseveró que “pasa en casos que podemos llamar de desenergización, que cuando las personas están cambiando en su cuerpo, pasando por la pubertad, requieren mayor atención y la gente de su entorno, ya sea familiares o amigos no le entregan la atención que ellos requieren, de alguna manera ellos pueden descargar cierto tipo de energía y pueden manifestarse en cualidades telequineticas (mover objetos a distancia) o piroquinesis (cuando salen estos fuegos de manera instantánea) y esas se están produciendo en este fenómeno”.

De igual manera, agregó que también pueden existir en ese caso “la presencia de entidades fantasmagóricas, pese a que no ha sido evidente esto último, (pero) tengo entendido que el sacerdote que hizo una especie de bendición el otro día advirtió la voz de una mujer”.

“Esos serian los dos caminos: la vía de las maldiciones o podemos ir por un lado más científico, que un chico de la familia esté causando de forma involuntaria estos fenómenos”, remató Alcayaga.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo