Expertos dan la receta para enfrentar el caos de las calles de este “Súper lunes” en Santiago

Dos especialistas del área nos entregan consejos para que el primer día de trabajo o de clases lleguemos a tiempo a nuestros destinos.

Por Sandra Quevedo

Este lunes 6 de marzo es el denominado “Súper lunes”, debido a que se espera que gran parte de los santiaguinos retomen sus funciones habituales tras un período de vacaciones, por lo que para evitar grandes aglomeraciones en las principales avenidas de la capital, las autoridades idearon el “Plan Marzo 2017”, el que cuenta con diversas medidas de mitigación para hacer más llevadero el día.

Pero ¿qué acciones puede tomar cada santiaguino para no vivir un día de caos en las calles?, dos expertos nos cuentan sus ideas para que podamos enfrentar de mejor forma el próximo lunes.

Según el académico de la Usach y experto en trasporte urbano, Rodrigo Martín, debemos hacernos la idea que se producirán aglomeraciones en Santiago, pero la clave va en la planificación con tiempo.

  1. Transporte público eficiente: La idea es maximizar el uso de las micros y metro, por lo que se debe evaluar dejar los autos en la casa, aunque debemos estar conscientes que el servicio que se ofrece no es el mejor.
  2. Diferenciar los horarios de ingreso: Se deberían crear planes para que en los trabajos y colegios los horarios de entrada y salida no se topen, con intervalos de media hora.
  3. Generar subcentralidades: Tratar de descentralizar, por eso podríamos gestionar subcentralidades que permitan flujos de transporte más cortos para no saturar a los puntos de siempre como el centro y el sector oriente.
  4. Panificación familiar: Seria ideal que en los núcleos familiares se puedan distribuir los viajes que harán en el día, es decir hacer un sólo viaje distribuya a la familia.

De parte del ingeniero en tránsito, Jaime Bravo, las propuestas son más tajantes y tienen que ver con una proyección más estable en el tiempo centradas en la educación vial.

  1. Vías unidireccionales: Esto daría muy buenos resultados porque el chileno es arrítmico, lo que quiere decir que unos van a 40 km/h y otros a 100 km/h. El ideal es que todos lleven una velocidad constante para que el flujo vehicular se estabilice.
  2. Señalización variable: A los usuarios se les debe informar  del estado de las vías con letras diferenciadas (A, B, C) desde el nivel menos al más congestionado, para que sepan qué calles utilizar.
  3. Reiniciación de la marcha: El momento en que uno parte es clave, porque si el primero de la fila se demora dos segundos, el de atrás mucho más y así de forma sucesiva, por lo que la idea es que en la luz amarilla del semáforo que dura entre dos a tres segundos, se cuente lo siguiente: “mil uno, mil dos, mil tres y mil cuatro” y al terminar la frase partir inmediatamente.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo