Lumbago: la lesión muscular más común entre chilenos que también afecta a los jóvenes

La dolencia, que también afecta a improvisados deportistas, se produce por practicar deportes de moda sin tomar las debidas precauciones. Los especialistas llaman a tener cuidado con las sillas de masajes en los mall.

Por Mariana Madariaga

Es la segunda causa de ausentismo laboral en Chile y en el mundo. Es que el dolor lumbar, popularmente conocido como lumbago, es una lesión repentina en la parte inferior de la espalda que impide el movimiento y que, en algunos casos graves, requiere de un tratamiento especializado en base a antiinflamatorios y un tratamiento especializado de kinesiología.

Según la OMS, el 80% de la población sufre o ha sufrido un lumbago. En Chile, un estudio realizado por la Asociación Chilena para el Estudio del Dolor (Ached) en 2014, determinó que al menos el 22% de las personas que sufren dolor crónico en nuestro país son por causa del dolor lumbar crónico, lo que se traduce en un deterioro considerable de su calidad de vida y aumento de licencias médicas por esta causa.

"Es una de las patologías más comunes entre los chilenos, dentro de las dolencias musculares. Es una contracción involuntaria del músculo de la zona lumbar que produce una inflamación. En la mayoría de los casos es netamente muscular, sin verse asociados a otros tejidos. Se da en hombres y mujeres por igual. Pero hay un aumento del dolor lumbar especialmente asociado a las embarazadas", cuenta Nancy Solís, kinesióloga y directora de Kintegra, quien atiende en su consulta en forma mayoritaria a personas afectadas por dolencia lumbar.

FOTO:VICTOR PEREZ/AGENCIAUNO

Las causas más frecuentes, según Jaime Ocaranza, académico y experto del Colegio de Kinesiólogos de Chile, son más bien mecánicas, es decir, por mala postura al hacer un ejercicio o por un golpe. "Una mala postura al agacharse, hacer un giro, los cambios bruscos de temperatura, o por un fuerte golpe, puede provocar este dolor lumbar. De hecho, el 60% de las personas que ha sufrido dolor lumbar es por esta causa. El resto, por razones más bien genéticas, pero en menor frecuencia", asegura.

Otras lesiones importantes, después del dolor lumbar, son los dolores superiores y contracturas de cuello, la tendinitis y, también, los problemas en las extremidades superiores, como muñecas y hombros. "Especialmente cuando la posición es repetitiva y el movimiento es continuo, se pueden producir algunas lesiones. Lo vemos en mujeres con hijos, o porque usan carteras o bolsos con mucho peso. En el caso de los niños lo aconsejable es que usen mochilas con ruedas", explica la kinesióloga Nancy Solís.

Tratamiento

Foto: AgenciaUno

Según el especialista Jaime Ocaranza uno de los mitos más grandes, en el caso del dolor lumbar, es el creer que las personas deben guardar absoluto reposo. "Además de los antiinflamatorios globales, el paciente debe realizar un tratamiento de kinesiología, tratar de moverse", dice. Además, pese a la creencia popular, asegura que los lumbagos también pueden afectar a los jóvenes, menores de 20 años.

"Lo que pasa es que muchas personas, especialmente los jóvenes que practican Crossfit, no lo hacen con la indumentaria adecuada. Y eso es válido para otros deportes. Falta una cultura de educación de salud, a fin de que las personas eviten las lesiones. Es cosa de ver lo que pasa todos los años en las maratones. Hay muchas personas que van a correr sin hacerse un chequeo médico, sin siquiera tener un ritmo deportivo permanente, por lo que resultan lesionados", agrega Ocaranza.

La experta Nancy Solís explica que además de la kinesiología, la masoterapia permanente o masajes realizados por especialistas ayuda a contrarrestar estos problemas. Para casos más graves está la "punción seca", es decir, distender el músculo a través de una aguja especializada y, por último, las terapias complementarias.

"Hay mucha gente que los realiza sin tener muchos conocimientos. Lo mismo ocurre con estas sillas de masajes de los mall, que son poco adecuadas para manejas las contracturas, porque no pueden identificar el tejido dañado, o pueden provocar lesiones o hematomas por las compresiones fuertes", alerta la kinesióloga.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo