Gonzalo Durán, alcalde de Independencia: "El error más grande del PS es que se acomodó y se alejó de los movimientos sociales"

En entrevista con Publimetro, el edil, quien además compite por el sillón del Partido Socialista, analiza la situación política actual que envuelve a su partido, y los nuevos aires transformadores que quiere impulsar desde las bases.

Por Mariana Madariaga
FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

En Avenida Independencia un grupo de obreros, apoyados por máquinas retroexcavadoras, avanzan metro a metro en el retiro del pavimento de calles y veredas. En el segundo piso del edificio municipal, justo frente al evidente barullo, el alcalde Gonzalo Durán, observa a través de la ventana de su oficina los avances de las obras que se iniciaron en diciembre del año pasado, y que se enmarcan en un gran proyecto de recuperación patrimonial e histórica de la comuna. "Estamos recuperando físicamente Independencia, pero también estamos recuperando su alma, su historia, su orgullo, su identidad, su vínculo con lo patrimonial y cultural”, dice orgulloso el edil.

Electo con más del 60% de los votos en las Municipales 2016, el edil ya enfrentó una dura batalla con Aguas Andinas, luego de que el municipio tuviera que enfrentar con recursos municipales el drama del corte de suministro de agua. Según el alcalde, la buena noticia, es que la empresa se habría comprometido verbalmente este viernes a devolver los recursos invertidos. "Ahora seguiremos luchando para que se compense a los vecinos", enfatiza.

FRANCISCO CASTILLO D./AGENCIAUNO

Pese a ese traspié, la comuna partió el año 2017 remodelando la casa. Junto al corredor Independencia, están las obras de la estación del Metro de la Línea 3, los trabajos del mall patrimonial, la construcción de una piscina temperada, polideportivos y puentes que van a conectar Santiago con Independencia a la altura del Parque de los Reyes, además de la explanada de los Mercados de Santiago, Recoleta e Independencia, con cámaras de seguridad y luces Led. Incluso, el edil asegura que eligió hasta los árboles que plantará en la comuna: magnolios y jacarandá. "Es un proyecto urbano que le va a cambiar la vida a la gente", asegura.

Toda esta energía y deseos de cambios profundos es lo que Durán, en el aspecto político, quiere traspasar a sus correligionarios del PS, quienes este 26 de marzo deberán decidir quien será el nuevo timotel que dirigirá los esfuerzos del partido, especialmente de cara a las Presidenciales de este año. El alcalde encabeza la lista “Otro PS es posible”, la que compite mano a mano con la que encabeza el ex ministro de Bachelet, Álvaro Elizalde, a través de su lista “Unidad Socialista”.

FOTO: HANS SCOTT/AGENCIAUNO

¿Cómo se ve usted en este nuevo proyecto, alcalde?

-Me siento muy cómodo desde donde miro el partido, desde la parte más ciudadana, más popular, más local. Nuestra lista “Otro PS es posible”, es una lista que expresa contenidos. Nosotros hemos dicho con claridad que estamos por una nueva Constitución, vía Asamblea Constituyente, queremos un partido democrático que todos los cargos de representación popular, concejales, alcaldes, parlamentarios, candidatos a la Presidencia de Chile, se elijan de manera democrática y abierta a la ciudadanía. Por lo mismo, creemos que el candidato presidencial se debe resolver en una primaria o consulta nacional.

En un año de campañas y en medio del descrédito sostenido de la ciudadanía, ¿cómo piensa restaurar las confianzas?

-Vivimos en un momento de un fuerte descrédito de la actividad política. Hay una disociación muy brutal entre la política, los ciudadanos, y está como instalada la idea de que la política es finalmente como un medio de los políticos para satisfacer sus propios intereses, más que los intereses de la gran mayoría de los ciudadanos. La antítesis de lo que debiera ser la política. Nosotros hemos desarrollado un proyecto a nivel local, que es un proceso que ha tenido ciertas particularidades: muy abierto a la ciudadanía, muy participativo, de muchísima transparencia, en todos los planos.

Es decir, volver a una política más cercana a la ciudadanía…

-Y trasparente. Mira, yo mandé a poner vidrios en las puertas, porque la transparencia tiene que ver con el acto físico, con la manera en que te relacionas, el sacar el concejo a la calle, en fin, muy participativo, muy democrático, transparente, muy cercano a los ciudadanos y bien conectados con la idea de un proyecto que restablezca mayores niveles de justicia, equidad en el territorio. De algún modo, yo que tengo una gran trayectoria socialista, desde los años 80, de un modo sentí que también podíamos hacer una contribución desde lo local para ir cambiando la lógica con la que se hace política en los partidos. Nuevas ideas, nuevas generaciones, una nueva manera de hacer política.

¿Cree usted que es posible reencantar a la ciudadanía con la política, más aún con todos los casos de corrupción transversales conocidos en los últimos meses?

-Sí, pero me parece que la manera debe ser construir una política desde lo local, desde lo popular, desde los ciudadanos. Esta puede ser una manera de empezar a cambiar las cosas. Lo más obvio y brutal es que la gente siente que entre la política y el dinero hay una relación espuria, y eso afecta gravemente la confianza. Lo segundo, es que hay derechamente, un conjunto de situaciones muy graves de corrupción. Esta sensación de los privilegios. Si algo caracteriza  a la sociedad chilena hoy, es como un cierto hastío a la sensación de abuso y de privilegios para algunos, para una elite. Y los políticos no escapan mucho a esa sensación.

 ¿Cuál cree usted que ha sido el error más grande del PS?

-Yo creo uno de los errores es haberse enfocado más en el Gobierno que en los movimientos ciudadanos. Pero si tú me preguntas cuál es el error más de fondo, es que los socialistas nacimos para transformar la realidad y construir un país más justo, más solidario y por tanto en esta etapa, debiéramos estar trabajando activamente para terminar con el modelo neoliberal y yo creo que en el PS se han acomodado al modelo neoliberal. El movimiento estudiantil, 2006 y 2011, y el movimiento de las AFP, un movimiento muy mayoritario, en todos ellos, prácticamente el PS no ha tenido ningún rol. Eso revela que el PS va por otro carril de los movimientos sociales que pugnan por una sociedad más justa. Eso es perder el foco del rol que nos corresponde.

¿Qué mea culpa cree usted que debe hacer el PS en esta situación?

-Hemos dicho, que el PS tiene que ser claramente anti neoliberal, hemos dicho que sea un partido que se vuelque a los movimientos sociales, a los ciudadanos. Sin perjuicio de la legítima opción de desprenderse del Gobierno, pero si es Gobierno tiene que ser en función de un proyecto. Obviamente, en este tema, que es más de fondo, creo que el PS se ha ido desdibujando, perdiendo su identidad. Porque si la gente encuentra que todos los políticos y los partidos políticos son más o menos lo mismo, entonces de algún modo debemos reconstruir y fortalecer una identidad de los socialistas, justamente, que se pone frente y contra los abusos, contra los privilegios y que es capaz de construir un proyecto para las mayorías. Osea, un partido amplio, transversal, de las mayorías, pero situado en la izquierda. De alguna manera, el PS era el que articulaba el conjunto de expresiones de izquierda, de otras orgánicas o del conjunto del PS. Y hoy en día, eso se ha desdibujado y el partido socialista está alejado de los movimientos sociales.

¿Cree usted que esta disonancia con la ciudadanía, como autocrítica, es lo que le ha faltado al Gobierno, del que ustedes forman parte?

-Este Gobierno ha tratado de hacer muchas transformaciones, pero sin tener la masa crítica que acompañe suficientemente a esos procesos. Por eso mi crítica al PS, porque su rol no es solo es estar en el Gobierno sino que contribuir a la generación de esa masa crítica, a ese pueblo que acompaña a las nuevas transformaciones. Ese rol el PS no lo ha jugado.

Sin embargo queda la legítima duda ciudadana, y que quizás se pudiera medir con la alta abstención durante las Municipales del año pasado, de que nada garantizará que los partidos políticos escuchen a la ciudadanía.

Por eso es tan importante que el candidato del PS sea elegido democráticamente y abierto a los ciudadanos. Eso hace que la candidatura exprese los sentimientos y la dimensión popular de la decisión. Cualquiera sea el candidato de la NM, puede no ser del PS, si este candidato que concurre a la primaria del 2 de julio, del PS, es electo democráticamente con participación ciudadana, más fuerza tendremos para incorporar los contenidos programáticos a los que aspira el PS, en esa candidatura de la NM. Por eso es un error cuando hay quienes que creen que el PS es como lo mismo a quien apoya y que hay que ver quien está arriba en las encuestas, porque finalmente lo que está en discusión son esos contenidos programáticos de esa candidatura y eso se encarna con una candidatura propia.

Y cómo está el apoyo a su lista dentro del partido. La lista del ex ministro Elizalde se ha mostrado confiada con un buen resultado en las próximas elecciones.

-Afortunadamente tengo el respaldo y cariño de la gente. He recorrido las regiones y hay un sentimiento muy mayoritario en la militancia del PS que conecta con esta manera de hacer las cosas, más vinculadas a la militancia, a las bases. Lo que nosotros proponemos es volver a darle fuerza a lo local, regional, un partido más descentralizado, y por supuesto la idea de un partido que vuelva a situarse en la izquierda es una idea muy mayoritaria del PS. Sin embargo, las máquinas y dinámicas conspiran contra eso. Bueno, queremos convocar a los militantes más allá de estas lógicas de la maquinaria y pasar a una lógica más conectada con lo ciudadano, con lo local, con lo regional, dónde ocurren las cosas. Hay muchas comunas en las regiones, por dar un ejemplo, estuve en Concepción, donde hay muchos socialistas que podrían haber sido candidatos a concejales, alcaldes y las negociaciones que se hacían en Santiago terminaron afectando los intereses regionales. Entonces, es necesario respetar lo local, regional, los liderazgos que surgen entre las bases. Queremos terminar con los candidatos impuestos desde Santiago, como también de decidir si los llevamos o no y dónde. Eso debe cambiar.

¿Cómo ve usted la propuesta de la lista "Unión Socialista" encabezada por el ex ministro Elizalde?

Mire, en esa lista la idea es sumar sectores, pero sin un contenido político que los articule. Entonces, estamos a favor de la unidad en torno de un proyecto, no a la unidad de suma de intereses. Lo que hemos dicho con mucha fuerza que esta elección debe ser un momento de debate y hasta ahora no hemos logrado que nuestro adversario quiera hacer debates ni en las regiones y Santiago.

¿Por qué cree usted que no se ha dado la instancia de hacer un debate?

Porque creo que la otra lista (que encabeza Elizalde), no expresa una propuesta política común. Además, en el debate de nuestras ideas, expresamos de mejor manera el sentimiento mayoritario de la militancia. Nuestro liderazgo expresa un todo surgido en lo local y lo popular y, ellos no quieren el contraste. Y, porque en definitiva, ellos representan a la elite del PS.

¿Y usted alcalde, no ha pensado en ser el presidenciable del PS?

Mire yo estoy tan feliz en la comuna, con lo que hago hoy, que prefiero concentrarme más en el trabajo con la ciudadanía.

¿Pero se lo han planteado?

Es que mi propia energía y dinámica está puesta en lo que estoy hoy día y quiero que sea así, quiero concentrar toda mi energía en lo que estoy. Como dice el dicho, cada día tiene su afán. Más adelante veremos qué hago, pero siempre quiero que mi acción política sea muy estrecha con lo ciudadano, muy de hacer, de transformar y en eso me gusta más lo ejecutivo, que lo legislativo, por ejemplo. No me gustaría ser diputado, me encantaría seguir vinculado a funciones que me permitan contribuir a mejorar en forma más directa la vida de las personas.

Contenido Patrocinado
Loading...
Revisa el siguiente artículo